28 junio 2019

La ministra de Economía y Empresa en funciones, Nadia Calviño, ha negado que la subida de las hipotecas en España se deba a la reforma de la Ley Hipotecaria, y considera «arriesgado» vincular la evolución del mercado con la normativa, en referencia a las advertencias realizadas por el Banco de España en esta línea. A su juicio, el encarecimiento se debe al cambio en el mercado, con una mayor concesión de hipotecas a plazo fijo.

Así lo ha señalado en declaraciones a los medios de comunicación en Osaka (Japón), en el marco de la Cumbre del G-20, después de que el Banco de España advirtiese en un informe del encarecimiento de las hipotecas tras los cambios en la Ley Hipotecaria. Calviño ha defendido la reforma de la ley recordando que se llevó a cabo para cumplir con la transposición de una directiva europea que España debería haber acometido con anterioridad, motivo por el que pudo haber sido sancionada.

En este sentido, la ministra ha defendido que la ley era «necesaria» y es «buena desde la perspectiva de la protección de los ciudadanos», ya que incluye medidas como la reducción de los intereses de demora en caso de retraso en el pago, el aumento del número de meses de impago necesarios para proceder a desahuciar o el mayor papel otorgado a los notarios.

Además, respecto al encarecimiento del precio de las hipotecas, ha recordado que el alza es «progresivo desde hace un año», por lo que ha asegurado que «no está relacionado con la adopción de la normativa hipotecaria o por ninguna decisión» tomada por el Ejecutivo, al tratarse de una evolución que viene de atrás en el tiempo.

A su juicio, el alza de las hipotecas se debe al cambio producido en el mercado, por el que ahora se suscriben más hipotecas a tipo fijo. Por ello, «me parecería arriesgado establecer una causalidad entre alguna norma o alguna actuación específica y cómo esté condicionando el mercado hipotecario», ha apostillado.

En cualquier caso, ha subrayado que el Gobierno tiene como prioridad que el mercado «funcione bien, con seguridad jurídica y garantizando la protección de los ciudadanos».

El Banco de España persiste en las razones del encarecimiento

El organismo supervisor constata un encarecimiento del tipo de interés medio aplicado a los nuevos préstamos hipotecarios de 30 puntos básicos, hasta el entorno del 2,4%, entre septiembre de 2018 y abril de 2019, que no ha observado en otros segmentos ni en la compraventa de viviendas de otros países del entorno, y afirma que podría estar relacionado con los cambios legislativos introducidos en los últimos meses en materia de crédito inmobiliario y de compra de vivienda.

Según el Banco de España, el encarecimiento sería consecuencia del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) sobre la firma de las hipotecas, que anteriormente abonaban los compradores y ahora las entidades tras la reforma.

Facebook Comments