30 octubre 2018

El delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha avanzado este viernes que el nuevo plan estratégico 2019-2021 de la entidad bancaria, que se presentará en noviembre, profundizará en la concentración de sucursales en las grandes ciudades con el objetivo de apostar por las oficinas ‘store’, un modelo más tecnológico que busca ofrecer un servicio cercano de asesoramiento y orientación a los clientes.

Así lo ha avanzado Gortázar durante la presentación de resultados de CaixaBank en los primeros nueve meses del año, donde ha desvelado que la entidad trabaja para «potenciar» un modelo de oficinas ‘store’ de cara al futuro, aunque ofrecerá más detalles en noviembre.

Según ha explicado, el proceso de digitalización que vive la banca lleva a los clientes a desplazarse menos a las oficinas físicas, pero cuando lo hacen buscan cada vez más un servicio de valor añadido, y esto es lo que ofrecen las sucursales ‘store’, por lo que creen que este es la «apuesta correcta».

«Este tipo de oficinas permite agrupar otras oficinas y ganar eficiencia, y cuando el cliente en vez de andar seis minutos anda ocho recibe un servicio diferencial», ha subrayado. «Nos está costando dinero, pero vamos a seguir por esa vía en los grandes núcleos urbanos con seguridad».

Hasta la fecha, el ratio de eficiencia de CaixaBank es «mejor que el de muchos competidores», ha destacado Gortázar, pero «queremos sea todavía mejor; no somos el primero de la clase en ratio de eficiencia, pero es consistente y nos permite crecer de manera sana, y ahora, de cara al futuro tenemos que buscar más eficacia.

En todo caso, el consejero delegado de CaixaBank ha asegurado que su voluntad es mantener su presencia en las pequeñas localidades – está actualmente en 1.100 en municipios de menos de 10.000 habitantes – donde les gustaría «continuar», pero para ello, ha puntualizado, «necesitamos el apoyo de la sociedad y del entorno laboral para asegurar suficiente flexibilidad y que – estas oficinas – sigan siendo eficientes y razonablemente rentables». «Lo contrario nos llevaría a cerrar oficinas que es algo que no queremos hacer», ha concluido.

Facebook Comments