4 mayo 2016

Cuando buscas préstamos personales para financiar tus diferentes proyectos lo más común es acudir a tu entidad bancaria donde tienes tu nómina y tus cuentas corrientes para solicitar la financiación que necesitas. Sin embargo, a lo largo de los últimos años han aparecido otras formas de financiación de la mano de entidades de capital privado que se presentan como alternativas atractivas para conseguir el crédito que necesitas.

Gracias a la evolución del fintech (la tecnología aplicada al sector financiero) y a la economía colaborativa nacen las plataformas de préstamos P2P, o préstamos entre personas, donde varios inversores deciden financiar los proyectos de un particular o una empresa. Esta nueva forma de financiación ha tomado fuerza durante los últimos años. De acuerdo con un estudio de la Universidad de Cambridge, en España este tipo de financiación ha crecido desde 2012  un 152 %.

Cómo funcionan las plataformas P2P

Firma_acuerdo_hipoteca

Estas plataformas online ponen en contacto a personas que buscan financiación con inversores dispuestos a dársela a cambio de una rentabilidad (los intereses del préstamo). Las plataformas de crowdlending realizan los análisis crediticios a los prestatarios para conocer su nivel de solvencia y, según estos análisis, les asignan un nivel de riesgo. Este nivel de riesgo determinará los intereses: como más alto sea más intereses se pagarán ya que los inversores querrán conseguir más rentabilidad por asumir un riesgo mayor.

Una vez el proyecto que se desea financiar es aprobado y se le asigna un nivel de riesgo, se publica en un “marketplace”, donde los diferentes inversores podrán financiar una parte del proyecto (desde 20 € hasta 3.000 €) según el nivel de riesgo, la rentabilidad, el proyecto que el prestatario quiere financiar y varios factores más. Cuando el proyecto ha sido financiado en su totalidad, la plataforma de préstamos P2P transfiere los fondos al prestatario quien irá devolviendo el crédito en cuotas mensuales.

Al tratarse de una forma de financiación nueva son muchas las inseguridades que surgen entre los posibles prestatarios. Por ello, si estás pensando en conseguir financiación a través de estas plataformas, debes tener en cuenta estos factores:

  • Que estén en proceso de homologación por el Banco de España y la CNMV. Todavía no están homologados ya que la nueva Ley de Crowdlending en España se aprobó en abril del año pasado.
  • Su transparencia, es decir, que aparezcan todas las comisiones y los intereses que aplicarán al crédito que se solicite, además de todas las condiciones de contratación.
  • La cantidad de préstamos que han concedido. Esto nos dará una idea de cuántas personas ya han confiado en este tipo de financiación y de la fuerza económica con la que cuenta.

Teniendo en cuenta estos factores podrás acudir a las plataformas de crowdlending sabiendo que estás ante una empresa legítima en la que puedes confiar tanto para conseguir financiación como para incluso animarte a invertir en los proyectos de los demás prestatarios.

Facebook Comments