28 febrero 2019

Las comunidades autónomas aprueban este año una rebaja de impuestos, como el IRPF Sucesiones y Donaciones, Patrimonio y en cuatro regiones el de Sucesiones, si bien aumenta el de Actos Jurídicos Documentados (AJD) de las hipotecas por la eliminación de bonificaciones tras la sentencia del Supremo y el decreto del Gobierno aprobado en noviembre que impuso el pago del gravamen a los bancos.

Así se desprende del ‘Panorama de la Fiscalidad Autonómica y Foral 2019’, elaborado y publicado este martes por el Consejo General de Economistas y su órgano especializado, el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF), que ha reclamado una reforma de la imposición ligada a las finanzas autonómicas.

El análisis refleja en lo referido al impuesto sobre la RE¡enta (IRPF) que Canarias, Madrid y Murcia reducen la tarifa respecto al año pasado, y se crean nuevas deducciones en Cantabria, Comunidad Valenciana, Canarias, Galicia y Madrid.

En el Impuesto sobre el Patrimonio destaca la rebaja en la tarifa de Galicia, estableciendo una igual a la estatal, y en Guipuzkoa, que rebaja medio punto el tipo mínimo. Tras estos cambios, Aragón es la región con la mayor presión fiscal en este tributo, ya que para una riqueza de 800.000 euros se pagan 1.164 euros al año; mientras que Madrid, la que menos, al no tener que abonar nada.

A su vez, en Sucesiones y Donaciones Aragón, Canarias, Cantabria, Navarra y Madrid aumentan las bonificaciones. En detalle, Aragón incrementa la reducción para los sucesores del Grupo II hasta 500.000 euros, estableciendo en Donaciones una bonificación del 65% para familiares cercanos con una base máxima de 500.000 euros, y Cantabria libera de tributación a los Grupos I y II tanto en Sucesiones como en Donaciones.

En cuanto a los herederos del Grupo III, Canarias casi les libera de tributación -bonificación del 99,9%- y, en Madrid, tanto a sucesores como a donatarios, si son hermanos se les bonifica en un 15% y, si su parentesco es de tío o sobrino, en un 10%.

 

Sube el impuesto de Actos Jurídicos Documentados

En Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, el CGE-REAF señala que se producen muchas modificaciones puntuales, observando una «clara tendencia» a eliminar los beneficios fiscales que se habían establecido para la escrituración de préstamos hipotecarios.

El órgano de fiscalidad de los economistas cree que esto podría ser consecuencia de que el sujeto pasivo en estas operaciones ha pasado a ser la entidad bancaria, tras la sentencia dictada por el Tribunal Supremo. Regiones como Asturias, Baleares, Canarias, Cataluña, Murcia o Comunidad Valenciana suben o suprimen los tipos reducidos del impuesto.

Respecto a los impuestos propios, el informe refleja que a lo largo de 2018 no se crearon tributo propios, con lo que se mantuvo en 81 gravámenes, con una recaudación de 2.196 millones de euros, y las principales modificaciones en esta materia proceden de variaciones en la normativa de algunos impuestos.

En el ámbito de los tributos que recaen sobre el agua, han introducido modificaciones Cantabria – que ha actualizado las tarifas – Baleares y la Región de Murcia, mientras que Andalucía ha aprobado cambios en el Impuesto sobre las bolsas de plástico de un solo uso; Baleares en el Impuesto sobre estancias turísticas; Canarias en el Impuesto sobre las labores del tabaco y Murcia en el Impuesto sobre el almacenamiento o depósito de residuos en la región y el Impuesto sobre emisiones de gases contaminantes a la atmósfera.

Además, Valencia ha introducido cambios en el Impuesto sobre la eliminación de residuos en vertederos, y Castilla y León ha modificado recientemente el Impuesto sobre la afección medioambiental, incorporando un nuevo objeto de gravamen como es el almacenamiento temporal de residuos radiactivos.

 

Recaudación

El CGE-REAF vaticina un récord de recaudación en IRPF, IVA e Impuestos Especiales, como consecuencia de la buena evolución económica y, en algún caso, con la ayuda de medidas fiscales.

Sin embargo, señala que en el Impuesto sobre Sociedades el incremento de recaudación es «muy lento, debido a que muchas empresas «todavía están digiriendo» los créditos fiscales originados en años de crisis, a pesar de haberse tomado medidas recaudatorias de calado.

La recaudación de los tributos cedidos se recupera después de la crisis por la situación económica en IRPF y, en ITP y AJD, también por la subida de tipos. Sin embargo, en Patrimonio se mantiene y, debido a las medidas normativas, baja en Sucesiones y Donaciones. La recaudación de ITP y AJD todavía no ha recuperado los niveles de 2007 a pesar de un cierto repunte del sector inmobiliario.

Facebook Comments