25 mayo 2018

No importa que haga sol, nieve o llueva. Vivir en plena naturaleza es siempre un espectáculo al que merece la pena asistir. Hoy hemos encontrado una vivienda que te dejará con la boca abierta.

Si eres un apasionado de la naturaleza, no puedes dejar de ver cómo es por dentro… ¡y por fuera! Porque lo cierto es que una de las características más interesantes de esta casa es que se encuentra situada en el corazón del País Vasco, completamente rodeada de naturaleza y en un enclave geográfico privilegiado.

Se trata de una cabaña ubicada en el municipio de Oyarzun (Oiartzun en euskera), una localidad que limita con Irún, Lezo y Rentería (Guipúzcoa) y con Goizueta y Lesaca (Navarra). Así pues, los paisajes están garantizados. Las vistas, también. ¿Quieres echar un vistazo a esta maravillosa casita y sus terrenos al aire libre?

 

Foto: fotocasa

Foto: fotocasa

Foto: fotocasa

Foto: fotocasa

Foto: fotocasa

Foto: fotocasa

 

Una casa con 6 dormitorios

Una de las principales particularidades de esta propiedad es que consta de nada más y nada menos que 55.000 metros cuadrados de terreno. Pero la casa tampoco se queda corta. Esta se distribuye en 240 metros cuadrados, en los que encontramos seis dormitorios, tres baños (uno de ellos en suite), una cocina y un salón-comedor.

La terraza se encuentra totalmente cubierta, a modo de porche, lo que es fenomenal para comer al aire libre o salir a leer en verano, mientras disfrutamos del buen tiempo. Dentro de este mismo terreno, encontramos ubicada una cabaña equipada y una piscina con gimnasio, que puede cerrarse de manera mecanizada.

Encontramos, por otra parte, un andador para cuatro caballos, picadero de 40 x 20, una zona de almacén para maquinaria, 12 cuadras para caballos y cinco espacios de cuadras, para usar como apartamento. A estos espacios hay que añadirle 14.000 metros cuadrados de jardín.

 

Foto: fotocasa

Foto: fotocasa

Foto: fotocasa

Foto: fotocasa

Foto: fotocasa

Foto: fotocasa

Foto: fotocasa

Foto: fotocasa

 

Lujo rústico

El estilo rústico ya no es sinónimo de pasado de moda. Nada más lejos de la realidad. La vivienda principal, que como te hemos indicado tiene 240 metros cuadrados, está diseñada y decorada con mucho gusto. Paredes blancas, techos de madera e iluminación precisa hacen de esta vivienda un hogar perfecto para alejarse del mundanal ruido.

Además, al contar con licencia de agroturismo, puede ser perfecta para familias que quieran dedicarse a este negocio y vivir allí al mismo tiempo. La casa, de hecho, está rodeada de naturaleza pura, bajo la ladera de las montañas y junto a un denso robledal, pero al mismo tiempo se encuentra a tan solo 15 minutos por carretera del centro de la capital, San Sebastián.

 

Foto: fotocasa

Foto: fotocasa

Foto: fotocasa

Foto: fotocasa

Facebook Comments