29 agosto 2018

El precio del alquiler en ciudades como Madrid o Barcelona está por las nubes. Y comprar una vivienda en el corazón de una gran capital no es precisamente barato.

Es por eso que muchas personas optan por mudarse a lo que hasta hace bien poco llamábamos ciudad dormitorio. Hoy estos grandes enclaves casi forman parte de las grandes ciudades, porque en algunos casos, están conectados con las principales líneas de metro o, en cualquier caso, tienen trenes de cercanías que nos permiten llegar con suma facilidad y frecuencia.

Vivir cerca de grandes ciudades no es una mala idea si lo que buscas es un precio más asequible y un entorno más tranquilo. Por eso nos hemos propuesto encontrar algunas viviendas interesantes cerca de las ciudades más grandes del país y que, además, han bajado de precio.

 

Un acogedor piso de cuatro habitaciones cerca de Barcelona

Un acogedor piso de cuatro habitaciones cerca de Barcelona

Foto: fotocasa

La primera vivienda que te presentamos se encuentra en Sant Vicenç de Montalt, a 43 minutos de Barcelona. Si bien se trata de un buen paseo en coche, esta casa es un refugio perfecto para aquellos que trabajan en la capital y quieren refugiarse del bullicio de Barcelona, cerca del mar y de la naturaleza.

Tiene 120 metros cuadrados, 4 habitaciones y 3 baños completos, además de cocina office, salón y terraza. La zona comunitaria está completamente ajardinada, tiene piscina y parque infantil. La casa, que ha sido completamente reformada es acogedora, luminosa y agradable. Ideal para llegar a casa y descansar después de un duro día en la ciudad.

 

Un piso de obra nueva en Fuenlabrada, cerca de Madrid

Foto: fotocasa

Al sur de Madrid, justo a media hora en coche, está Fuenlabrada y este piso de obra nueva que tú podrías estrenar. Se trata de un piso pequeño, de tan solo 97 metros cuadrados, pero con tres habitaciones y dos baños. Nosotros recomendaríamos esta opción a cualquier persona que quiera vivir cerca de Madrid, pero que al mismo tiempo esté interesado en disfrutar de las comodidades de una ciudad más pequeña, como es Fuenlabrada. El piso es tranquilo, luminoso y está bien equipado.

 

Un apartamento en Alboraya, cerca de Valencia

Foto: fotocasa

Salir de la gran capital no significa tener que renunciar al lujo. Nada más lejos de la realidad. Este apartamento situado en Alboraya, justo al lado de la ciudad de Valencia, está íntegramente reformado y tiene la particularidad de estar ubicado en la pintoresca darsena de Port Saplaya.

Se trata de un apartamento acogedor, con unas estupendas vistas al paseo marítimo y con una distribución tipo loft. Consta de un salón comedor amplio, con terraza, dos dormitorios con cuarto de baño propio, zonas amplias de descanso y vestidor. Una delicia que se complementa maravillosamente con el mar. 

 

Un piso clásico en Irún, cerca de San Sebastián

Foto: fotocasa

Más al norte, nos trasladamos a Irún, una localidad que se encuentra muy cerca de San Sebastián. La vivienda, que es absolutamente clásica, se distribuye en 140 metros cuadrados. Es espaciosa y está completamente reformada, muy soleada y con vistas. Consta de tres habitaciones exteriores, una de ellas con baño, cocina exterior, baño y un gran salón. Los tres balcones que tiene el piso le otorgan todavía más sensación de amplitud.

 

Una casa en Roxos, cerca de Santiago de Compostela

Foto: fotocasa

Cerca de Santiago de Compostela, en Roxos, encontramos esta casa de planta baja, con más de 1.000 metros de terreno, árboles frutales y jardín. Consta de tres dormitorios, baño y cocina, además de otra cocina de apoyo con chimenea. La construcción es estupenda, pero los nuevos propietarios podrán ampliarla a su gusto, porque lo cierto es que tiene muchas posibilidades. Construida en una zona muy tranquila, es ideal para cualquier persona que tenga que acudir a menudo a Santiago.

Facebook Comments