22 marzo 2019

A la legendaria estrella de la NBA Shaquille O’Neal le gustan las cosas a lo grande. La mansión que posee en Orlando, Florida, tiene unas dimensiones equivalentes a siete pistas de baloncesto. De hecho, tiene una dentro, a la que O’Neal ha invitado en numerosas ocasiones a otros jugadores profesionales. Pero no es fácil encontrar comprador para semejante palacio. La casa salió a la venta por 24,6 millones de euros la primavera pasada y, de momento, ya han rebajado el precio a 19,35 millones.

 

 

La casa está situada a la orilla de un lago y ha estado en manos de O’Neal durante los últimos 25 años. El deportista la adquirió en 1993, cuando jugaba en los Orlando Magic, por cerca de 3,5 millones de euros. Pero ahora que pasa la mayor parte del tiempo en Atlanta, donde trabaja como comentarista de televisión, prefiere cambiarla por algo más pequeño.

 

 

La megamansión tiene casi 2.800 metros cuadrados, doce dormitorios, once baños y cuatro aseos, varios salones, un cine, varias chimeneas, una cocina que supera a la de muchos restaurantes y grandes espacios por todos lados. En el exterior hay una piscina de casi 30 metros de longitud con una cascada de roca, otra cocina con barbacoa y una cabaña prácticamente sobre el agua del lago.

 

 

Entre otras extravagancias, la casa de Shaquille O’Neal tiene también un acuario triangular de agua salada con decoración egipcia, una cava para puros, un garaje para 17 coches en el que expone su gran colección de vehículos de lujo e incluso una sala de grabación de música.

Los agentes que comercializan la propiedad esperan encontrar al comprador perfecto en breve.

Facebook Comments