20 junio 2019

No estamos en Guiza, ni tenemos el Nilo cerca, pero hay un promotor egipcio que quiere traernos una pirámide. Se llama Mohamed Aly y quiere instalar e integrar en las Tres Chimeneas de Sant Adrià del Besòs una imponente pirámide de Egipto, muy parecida a la del Louvre, capaz de fundirse con la silueta de Barcelona.

Y ya tiene nombre: muy pomposo, por cierto. «El coloso adrianense del Mediterráneo» y serviría como centro cultural, docente y museístico. Allí querría invitar a estudiantes y profesores de las universidades europeas y africanas del Mediterráneo, estrechando a su vez los lazos con la nueva biblioteca de Alejandría.

Vía: El Mundo

Facebook Comments