3 mayo 2019

Es ya uno de los edificios icónicos de San Francisco. La casa que aparecía en los títulos de crédito de ‘Padres forzosos’ atrae a miles de turistas al año, y ahora vuelve a estar a la venta. Además, gracias a su nueva versión en Netflix como ‘Madres forzosas’, despierta el interés no solo de quienes vieron la serie original a finales de los 80 y principios de los 90, sino también de las nuevas generaciones. Se ha convertido en uno de los selfies más populares en la ciudad.

 

 

Totalmente reformada

La famosa casa en la que vivía en la ficción la familia Tanner salió a la venta por cuatro millones de dólares en 2016, justo antes del estreno de ‘Madres forzosas’, y entonces la compró Jeff Franklin, el creador y productor de las dos series. De hecho, se usó para un evento de promoción de la nueva versión. Desde entonces la casa se ha reformado por completo para volver a ponerla a la venta, aunque aún no se ha concretado el precio.

En realidad la serie no se grabó en la casa: lo único que aparecía era la fachada en los títulos de crédito de ‘Padres forzosos’ y el interior nunca se mostró en pantalla. En principio la reforma pretendía imitar los interiores del set de rodaje como homenaje a la serie, pero finalmente parece que se ha optado por adaptarla al gusto de los compradores actuales. Por ahora solo se han hecho públicas imágenes de cómo está previsto que quede, y aún no hay disponibles fotos reales. Lo que sí se adaptó en cuanto se compró fue el color de la fachada y el de la puerta de entrada, para hacerlos coincidir con los que se mostraban en televisión.

 

 

Cinco dormitorios y una sorpresa en el jardín

La casa, de estilo victoriano de finales del siglo XIX, incluye cinco dormitorios, tres baños y un aseo. La planta baja se ha redistribuido en una sala de estar, dormitorio, baño, estudio y una pequeña cocina. Desde este nivel se accede a un jardín de tipo inglés, algo poco frecuente en San Francisco, en el que varios miembros del reparto de las series dejaron las huellas de sus manos como recuerdo.

Ahora falta ver si algún fan de la serie se anima a comprarla.

Facebook Comments