15 enero 2019

Hace frío, estamos en pleno invierno y es tiempo de nieve. Si te gustan estas tres cosas, o al menos una de ellas, lo más probable es que nada te apetezca más que tener una casa en la montaña. ¿Los ingredientes principales? Mucha madera, muebles acogedores y siempre que sea posible, una chimenea que dé calidez al salón principal.

Otra opción interesante también es la inversión. Invertir en una vivienda en la montaña puede ser una buena decisión si tienes unos ahorros y quieres comprar una segunda residencia para vivir cerca de lo que más te gusta: la montaña.

Pero si lo que estás buscando es una propiedad o propiedades para invertir y usarlas como alquiler turístico o de temporada, quizá te interese conocer las viviendas que te proponemos a continuación.

 

Un dúplex en Les (Lleida)

Foto: Fotocasa

Empecemos por un dúplex encantador, situado en una localidad encantadora de Les, en el Valle de Arán. La casa es muy luminosa, gracias a unos grandes ventanales, desde los que puedes disfrutar de unas vistas encantadoras. La casa consta de un salón-comedor con chimenea y cocina americana.

Los techos son de madera, de color castaño y los suelos de parquet. En la parte de arriba hay una habitación de matrimonio y una triple estándar con armarios empotrados. Hay una zona común con baño completo y una planta superior bajo cubierta absolutamente encantadora.

 

Una casa adosada en Puigcerdà (Girona)

Foto: Fotocasa

Esta otra casa adosada está ubicada en Puigcerdà (Girona), consta de jardín privado y de unas vistas de postal. En la primera planta tiene un salón-comedor con cocina cerrada, aseo y chimenea. En la parte superior encontramos tres habitaciones dobles, una de ellas en suite y otro baño completo, con altillo, dos trasteros y aparcamiento.

 

Un apartamento en Benasque (Huesca)

Foto: Fotocasa

Es un apartamento cuidado y en un estado de conservación impecable. Se encuentra ubicado en Benasque (Aragón) y consta de un salón-comedor con chimenea, terraza con vistas, cocina independiente y acceso directo a la terraza. Hay, además, tres habitaciones y dos cuartos de baño.

 

Un piso en Sierra Nevada

Foto: Fotocasa

Los amantes del esquí tienen aquí una oportunidad de oro. Y es que este piso se encuentra en Sierra Nevada, muy cerca de las pistas y de un paraje natural extraordinario. La vivienda tiene 100 m2, pero están muy bien distribuidos, con la ventaja añadida de contar con mucha luz natural. Consta de recibidor, salón comedor muy amplio, cocina con ventana al comedor, dos grandes dormitorios y baño revestido de mármol. Un caramelo para aquellos que busquen una buena inversión.

 

Un ático en Panticosa

Foto: Fotocasa

Muy cerca de Panticosa, en El Pueyo, se encuentra este dúplex recién reformado. En la primera planta encontramos un recibidor con armarios empotrados, tres dormitorios y dos baños. Uno de ellos grande, con capacidad para cinco personas en una litera y un sofá cama. En la segunda planta encontramos un salón-comedor con grandes vistas, cocina y cuarto-despensa de grandes dimensiones. Consta de calefacción por radiadores con circuito de agua, calentado por una caldera de pellets. Economía y ecología para un entorno muy frío.

Facebook Comments