17 enero 2017

El stock de vivienda nueva descendió en 2016 un 12,6%, hasta las 340.000 viviendas, según se desprende el informe ‘Radiografía del stock: suelo y vivienda nueva’ realizado por Tinsa, que indica que las viviendas nuevas sin vender suponen el 21,3% del total de inmuebles terminados desde 2008 en España.

En este estudio, que se ha presentado este martes, se refleja que las zonas que más han logrado reducir su nivel de stock en este año han sido la costa de Granada y la ciudad de Bilbao, que han reducido su tasa de ocupación en el último año hasta dejarlo por debajo del 10%. Con un ritmo de bajada elevado de reducción de stock también han destacado las áreas metropolitanas de Madrid, que ha pasado del 25% al 16%, y de Sevilla, donde la tasa de stock ha pasado del 28% al 19,3%.

Por el contrario, Madrid y Zaragoza destacan como las ciudades en las que la absorción de stock ha sido más lenta, ya que apenas han conseguido reducir la desocupación de inmuebles en 2016. Por otro lado, las mayores bolsas de stock se concentran en Madrid, Valencia y Murcia, mientras que si se tiene en cuenta la proporción de viviendas vacías, Almería, Cuenca y Castellón pasan a situarse a la cabeza.

Además, en las zonas costeras, los principales problemas de sobreoferta siguen concentrados entre Tarragona y Almería. Por el contrario, Álava, Vizcaya y Guipúzcoa son las zonas con menos sobreoferta en España.

 

Hasta 20 provincias bajaron su nivel de stock

A nivel nacional, hasta un total de 20 provincias han reducido su nivel de stock en 2016 y ha registrado avances significativos en zonas conflictivas como Castellón o Toledo. El estudio también indica que España cuenta con suelo preparado para construir un total de 1,5 millones de viviendas fuera de cascos urbanos. La mayoría de este suelo, un 52,2%, está disponible en capitales de provincia y ciudades de más de 50.000 habitantes.

Por detrás, el suelo finalista se encuentra en áreas de influencia de las grandes ciudades (15,2%), municipios costeros peninsulares (14,7%), zonas rurales (12,6%) e Islas Baleares y Canarias (12,6%). Según Tinsa, si no se crea más suelo, con el ritmo actual y el previsto de construcción, el suelo finalista sería suficiente para abastecer el mercado en algo más de ocho años. En este momento, España cuenta con 63.100 viviendas en construcción, repartidas de forma mayoritaria entre Madrid (15.900 viviendas), Alicante (5.500), Barcelona (4.500), Vizcaya (2.500), Guipúzcoa (2.300) y Zaragoza y Málaga (2.000).

En España, las principales causas de no comercialización son el mal estado por deterioro o ocupación ilegal, problemas judiciales por cambio de propiedad o la espera de que el precio se recupere. Además, el principal uso del stock en venta es de primera residencia (81%).

 

Precios estabilizados en 2017

De cara a este año, Tinsa espera que los valores se incrementen de forma “acusada” en un 9% de la oferta existente y que el valor mejore en el 40,4% del producto terminado en stock. Asimismo, destaca que la previsión más extendida es la de que los precios se van a mantener estabilizados en este año.

En este contexto, cree que es probable que la caída de precios sea superior al 5% en sólo un 3% de la sobreoferta existente por las características del producto y la situación de la zona. En general, el 22,6% del suelo finalista existente en España podría quedar absorbido en dos años, mientras que casi un 50% de este sería en cinco años y un 28,7% tendría un plazo de absorción de más de diez años.

La mayoría del precio que se paga por cada metro cuadrado en el que es posible edificar una vivienda unfiamiliar y plurifamiliar en España está por debajo de los 500 euros por metro cuadrado. Además, únicamente en el 1% de los casos el precio de la vivienda plurifamiliar supera los 1.000 euros por metro cuadrado.

Las parejas con niños son los principales compradores de vivienda nueva en España, seguidos de los jóvenes en busca de primera vivienda. No obstante, desde Tinsa consideran que la elevada tasa de desempleo juvenil está dejando fuera del mercado a los jóvenes.

Facebook Comments