10 octubre 2016

El precio medio de la vivienda terminada, tanto nueva como usada, acumula un incremento del 2,9% en los nueve primeros meses del año respecto al mismo periodo del año anterior. De hecho, sólo en el mes de septiembre el precio registró un aumento del 2,4%, según el índice Tinsa que se calcula a partir de tasaciones de vivienda realizadas por la compañía.

Según este índice, el precio de la vivienda en Baleares y Canarias acumula un incremento del 6% en lo que va de año respecto al mismo periodo del año anterior. Por su parte, en la Costa Mediterránea los precios repuntaron un 2,6% en relación a los nueve primeros meses de 2015.

Tinsa-imie-septiembre-2016

Fuente: Tinsa

Mientras, en las capitales y grandes ciudades el precio de la vivienda se encareció un 3% en este mismo periodo. En el resto de municipios, el crecimiento registrado en tasa interanual fue ligeramente inferior, del 3,5%. Por último, en las áreas metropolitanas el precio de los inmuebles se mantuvo más estable, con una ligera subida del 0,7% hasta septiembre.

Según Tinsa, a pesar de la tendencia positiva que muestran los precios en términos medios, la evolución del mercado inmobiliario es «muy heterogénea» y existen mercados locales donde el precio sigue ajustándose a la baja.

Tinsa-imie-septiembre-2016-precio

Fuente: Tinsa

Con estas cifras, el precio medio de la vivienda en España acumula una caída del 40,5% respecto a finales de 2007, justo al inicio de la crisis. La zona más castigada es la Costa Mediterránea, con un descenso del 46,5%, seguida de las áreas metropolitanas (44,7%) y las capitales y grandes ciudades, donde el precio ha caído un 43,8% desde máximos.

Por debajo de la caída media de estos años (40,5%), se encuentran Baleares y Canarias, con una caída del 28,5% desde 2007 y el resto de municipios, con un descenso del 36%.

 

Facebook Comments