14 octubre 2016

El presidente de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), Juan Lazcano, subrayó en la presentación del informe ‘El sector inmobiliario: propuestas para la recuperación’, la necesidad de reactivar la producción de vivienda para alcanzar las 150.000 viviendas iniciadas al año, lo que supondría la creación de 500.000 puestos de trabajo de forma sostenida. Lazcano ha apuntado que, para que se logre la normalización en la producción de viviendas, es fundamental tener en cuenta el poder adquisitivo de las familias y tomar conciencia de que su capacidad de endeudamiento ha cambiado.

Las administraciones públicas deben tener como objetivo primordial conseguir una reducción de los costes de producción de la vivienda mejorando los procedimientos administrativos e incorporando la industrialización en el proceso productivo para situar en el mercado viviendas de calidad, pero a precios accesibles. «Es importante que exista un compromiso público que apoye toda la regeneración de este sector», ha afirmado Lazcano. Los datos actuales de visados, por ejemplo, no se corresponden con la realidad, ya que, según el informe, en la actualidad hay una demanda solvente y posibilidades de financiación que antes no existían.

Viviendas accesibles para los jóvenes

No obstante, para que se equilibren los datos de visados y la demanda es preciso una «refundación» del sector inmobiliario que pueda dotarlo de un mayor equilibrio. El sector ha pasado de las casi 800.000 viviendas de 2007 a los 35.000 visados de obra nueva registrados en 2014 o los 50.000 de 2015. En este contexto, ha añadido que la existencia de stock «no debe marcar» el ritmo de la producción de vivienda, sino que lo debe determinar la necesidad de creación de hogares. «Es fundamental que se reactive el primer acceso a la vivienda», ha añadido Lazcano, el gran reto del sector debería ser el de poner a disposición de los jóvenes viviendas más accesibles.

 

Las ayudas han sido nulas

«El sector inmobiliario no ha recibido ningún tipo de ayuda ni para reconvertirse ni para absorber stock», ha apuntado Lazcano, tras recordar la necesidad de que el sector vuelva a tener el peso que tenía en el PIB español. No en vano, desde 2011 las empresas de construcción creadas en España han caído cinco puntos.

Actualmente el stock disponible es de 300.000 viviendas (aunque la cifra puede variar según la fuente), pero recuerda Lazcano que «lo importante del stock es su distribución geográfica»,  puesto que existen zonas con stock permanente que se está quedando obsoleto. «Las áreas geográficas que tienen un área económica cuentan con poco o casi nada de stock de vivienda, mientras que en las áreas en movimiento se está desarrollando vivienda nueva, independientemente de si hay stock o no debido a su obsolescencia, ha apuntado.

Facebook Comments