27 febrero 2015

Los visados solicitados para construir nuevas viviendas crecieron un 1,7% en 2014, hasta los 34.873 certificados, lo que supone el primer repunte desde 2006 y anticipa una cierta recuperación de la actividad promotora, según datos del Ministerio de Fomento.

No obstante, las cifras siguen distando mucho de las alcanzadas justo antes del pinchazo de la ‘burbuja’ inmobiliaria al inicio de la crisis. Los casi 35.000 visados solicitados el pasado año contrastan con los cerca de 900.000 pedidos en aquel 2006. Además, la cifra final en 2014 sigue siendo inferior a la del cierre de 2012, cuando se tramitaron 44.162 solicitudes.

Alrededor de dos tercios del total de visados solicitados corresponden a viviendas construidas en bloque, que sumaron 23.301, un 1,4% más respecto al año precedente.

Las 11.550 autorizaciones restantes fueron para edificar viviendas unifamiliares, una cantidad un 2,1% superior a la registrada en todo 2013.

En 2014 también se solicitaron 22.418 visados para reformar o restaurar viviendas, lo que arroja una ligera caída del 0,8% en comparación con año anterior. Por su parte, el número de demandas de autorización para ampliar viviendas cayó un 19,8%, hasta las 1.485 solicitudes.

 

Facebook Comments