19 diciembre 2017

El sector inmobiliario ha dado claros signos de recuperación en 2017. Para fotocasa, estos continuarán durante el año que arranca.

“2018 augura muy buenas noticias para el mercado de la vivienda»,  afirma la directora de Estudios y Asuntos Públicos de fotocasa, Beatriz Toribio. En el nuevo año se consolidará la senda de crecimiento inaugurada en 2017, aunque serán cifras que estarán lejos de los niveles de los años del boom.

 

 

Este año 2017, a punto de terminar, ha sido el de la vuelta de la confianza en el sector. Esto ha sido gracias a la recuperación económica y del empleo. También a la consolidación de la financiación hipotecaria. Explica Toribio, que «cerraremos 2017 por encima de las 470.000 operaciones de compraventa y las 320.000 hipotecas.

Estamos ante un incremento del 15% y el 14%, respectivamente, si los comparamos con los datos del año anterior». Y añade «estos datos reflejan la buena salud de un sector que se está normalizando después del fuerte ajuste sufrido en los últimos años».

Según el Índice Inmobiliario de fotocasa, este aumento de la actividad se ha trasladado directamente a los precios. El año cerrará con una subida media interanual del 5,1%, el mayor registro desde 2006, en el que se cerró con un aumento del 7,7%. Para Beatriz Toribio, «el nivel de actividad y de precios ha sido muy intenso en 2017, pero todavía estamos lejos de los máximos de 2007. Por aquel entonces se registraron 775.300 operaciones, mientras que ahora se han apuntado 470.000. Se concedieron 1.200.000 hipotecas».

 

La posibilidad de una burbuja inmobiliaria está lejos

Para la directora de Estudios de fotocasa, la posibilidad de una burbuja inmobiliaria está lejos. Y esto es así por diferentes motivos. «En primer lugar, porque no se está prestando con la alegría que se hacía en los años del boom. Hoy por hoy los bancos aplican serios criterios de solvencia.

En segundo, porque los españoles han perdido mucho poder adquisitivo. El precio de la vivienda se está recuperando a un ritmo superior al de los sueldos. Muchos españoles todavía no pueden comprar una vivienda».

Si bien es cierto que algunas subidas de precios son muy significativas en algunas zonas (el índice inmobiliario fotocasa ha registrado subidas del 20% en algunos distritos de Madrid y Barcelona), el precio de la vivienda de segunda mano en España sigue estando de media un -41% por debajo de los años del boom.

Según Beatriz Toribio, «el mercado sigue recuperándose a distintos ritmos y Cataluña, Madrid, las islas y determinados puntos muy turísticos de la costa son quienes tiran del mercado».

 

inmobiliaria

 

Subidas más intensas para 2018

Según fotocasa, los precios seguirán su ritmo de crecimiento durante 2018, sobre todo si la economía acompaña. La vuelta de la confianza en el sector se sumará al mayor peso que tendrá la vivienda a estrenar. «En 2018, la vivienda nueva tendrá un mayor protagonismo. Y esto se traducirá en un incremento de las operaciones y en el encarecimiento de los precios. Esta vivienda será más cara y tendrá más impuestos».

«Se espera que se supere la barrera de las 500.000 operaciones, lo que supondrá regresar a los niveles de actividad de 2008», según Toribio.

2017, además, ha sido un año en el que se ha despertado la demanda de vivienda por parte de los particulares. Aunque también ha sido intensa por parte de los inversores. Esto ha sido así gracias al actual contexto de bajos tipos de interés.

Según un reciente estudio del portal, “Experiencia de compra y venta de vivienda en el último año”, un 85% de los compradores que querían comprar como inversión en el último año aseguraban que la destinarán al alquiler. Y principalmente al alquiler de larga duración (65%). Un 20% la pondrá en alquiler vacacional o de estancias cortas.

 

Alquiler: “seguirá habiendo tensiones en los precios”

El precio medio del alquiler cerrará el año por encima de los 8 €/m2. Esto supondrá un incremento del 9% en comparación con el año pasado. Se trata de la subida más alta de todo el histórico del Índice Inmobiliario de fotocasa.

“El precio medio del alquiler no deja de subir en términos interanuales desde marzo de 2015, lo que refleja la fuerza que está adquiriendo este mercado. Y, a diferencia de otras épocas, lo hace pese a la recuperación del mercado de la compraventa”.

Según Beatriz Toribio, “el alquiler seguirá siendo muy importante en 2018, ya que las tensiones en los precios se mantendrán durante buena parte del año”. Esto tiene que ver con la presión de la demanda. Para la responsable de estudios del portal, “la precariedad laboral y la pérdida de poder adquisitivo de los españoles, especialmente de los más jóvenes, obligan a muchas capas de la sociedad a refugiarse en este mercado. Y es que no pueden acceder a la compra».

«A esto hay que sumar las altas rentabilidades que buscan los inversores. El boom del alquiler turístico y el cambio de mentalidad de los españoles a favor del alquiler seguirán presionando al alza el precio del alquiler. Y esto ocurrirá, sobre todo, en las grandes ciudades».

Toribio ha explicado que el índice de precios del alquiler de fotocasa ya indica que el precio del alquiler está empezando a tocar techo en ciudades como Barcelona o Madrid. Donde los precios han crecido a un ritmo de dos dígitos en varios distritos durante buena parte del año.

 

Riesgos en 2018: Cataluña, la evolución de los tipos de interés y la ley hipotecaria

Para Toribio, pese a este panorama tan alentador de cara a 2018 “existen algunos riesgos que pueden estropear la foto”. Son la crisis en Cataluña o la nueva ley hipotecaria.

“Aún es pronto para conocer los verdaderos efectos en el mercado inmobiliario de la situación política que se vive en Cataluña. Nosotros no hemos notado hasta ahora una paralización de la actividad, pero sí una ralentización en el crecimiento de los precios, sobre todo en el alquiler”, señala.

“El mercado catalán es muy codiciado por los grandes inversores, que buscan estabilidad y seguridad jurídica. En este sentido, será clave el resultado que salga de las urnas el 21 de diciembre”.

La directora de Estudios del portal inmobiliario destaca que “ya hemos asistido a diferentes amenazas ‘políticas’ en los últimos años, como el Brexit o la ausencia de Gobierno el año pasado. Y lo cierto es que al final no tuvieron tanto impacto como se esperaba en el mercado inmobiliario. Esperemos que la crisis catalana sea eso, solo un bache más”.

 

La nueva ley hipotecaria

En 2018 también saldrá adelante la nueva ley hipotecaria, que cambiará algunas reglas del juego en materia de financiación. “Habrá que ver cuál es la versión final que sale del trámite parlamentario y, sobre todo, será clave cómo la interpreten las entidades bancarias porque si consideran que les puede perjudicar, el crédito se puede contraer y seguramente se encarecerá. Y se ha demostrado en los dos últimos años que la financiación es clave para la recuperación del sector inmobiliario”.

Para Beatriz Toribio otros dos riesgos a tener en cuenta de cara a 2018 es cómo puede variar el contexto de los tipos de interés y el precio del suelo. “Ahora hay mucha liquidez en el mercado gracias a una expansiva política de estímulos, pero ya se atisban algunos riesgos de que algunos bancos centrales empiecen a contraer la oferta. O que suban los tipos de interés, lo que a la larga también tendría un impacto en los precios de la vivienda”, afirma la directora de Estudios de fotocasa.

La escasez de suelo y, sobre todo, su encarecimiento también podría hacer “tambalear los cimientos sobre los que se está recuperando el mercado”, concluye Beatriz Toribio

Facebook Comments