12 septiembre 2019

La compraventa de viviendas aumentó un 3,8% el pasado mes de julio en relación al mismo mes de 2018, hasta sumar 47.890 operaciones, su cifra más alta desde mayo de 2008, según ha informado este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE). Con este repunte, la compraventa de viviendas regresa a tasas interanuales positivas después de haber retrocedido un 9% en junio.

El ascenso registrado en julio fue consecuencia del aumento de las operaciones sobre viviendas usadas en un 2,1%, hasta 39.354 transacciones, y del avance en un 12,1% en la compraventa de viviendas nuevas, hasta 8.536 operaciones.

El 90,9% de las viviendas transmitidas por compraventa en el séptimo mes del año fueron viviendas libres y el 9,1%, protegidas. La compraventa de viviendas libres se incrementó un 4,2% en julio en tasa interanual, hasta sumar 43.512 transacciones, en tanto que las operaciones sobre viviendas protegidas cayeron un 0,3%, con 4.378 transacciones.

En términos mensuales (julio sobre junio), la compraventa de viviendas se disparó un 16,9%, su mayor repunte en este mes en los últimos cinco años.

“El mercado de la vivienda se está estabilizando”

“Esta ligera subida supone que la caída de junio estaba estrechamente relacionada con la aplicación de la nueva ley hipotecaria, que ha supuesto el retraso de muchas operaciones de compraventa. El mercado se mantiene en una tendencia positiva, aunque en términos mucho más moderados que los que vimos en 2018”, explica Beatriz Toribio, directora de Estudios de Fotocasa.

Toribio considera que esta estadística del INE aún no refleja del todo el efecto de la nueva ley hipotecaria y avanza que se registrará alguna caída más en esta segunda mitad del año “como consecuencia de un contexto económico menos favorable, los efectos de la aplicación de la nueva ley hipotecaria, aunque será puntual, y el proceso de estabilización que está viviendo el mercado. El sector sigue avanzando, aunque a un ritmo más moderado”.

Como ya ocurriera en meses anteriores, la vivienda de obra nueva es la que más crece en términos porcentuales, pero el dato de operaciones de segunda mano (39.354) es el más alto desde enero de 2018 (39.405). “La vivienda de segunda mano ha sido el motor de la recuperación del sector, pero la vivienda a estrenar avanza a un ritmo muy sano desde que arrancó 2019”, añade.

Prueba de esta moderación en el crecimiento también es, según Toribio, que los mayores incrementos de la actividad se registran en regiones como Extremadura, La Rioja o Castilla- La Mancha, donde el precio de la vivienda es más económico. “Las zonas que han liderado la recuperación – Cataluña, Comunidad de Madrid e Islas Baleares y Canarias – muestran un comportamiento más moderado” concluye.

Andalucía, a la cabeza de las compraventas

El pasado mes de julio el mayor número de compraventas de viviendas por cada 100.000 habitantes se dio en Comunidad Valenciana (182), La Rioja (149) y Andalucía (147).

Andalucía fue la región que más operaciones sobre viviendas realizó en el séptimo mes del año, con 9.722 compraventas, seguida de Cataluña (7.775), Comunidad Valenciana (7.192) y Madrid (6.415).

Los mayores avances interanuales en la compraventa de viviendas se registraron en Extremadura (+23,4%), La Rioja (+22,4%) y Castilla-La Mancha (+21,6%). Por su parte, los descensos más acusados se experimentaron en Baleares (-21,9%), Comunidad de Madrid (-8,1%) y Cantabria (-7,2%).

El total de fincas transmitidas sube un 5,6%

Sumando las fincas rústicas y urbanas (viviendas y otros inmuebles de naturaleza urbana), las fincas transmitidas el pasado mes de julio alcanzaron las 179.809, cifra un 5,6% superior a la registrada en el mismo mes de 2018.

Por compraventa se transmitieron un 4% más de fincas que en julio de 2018, mientras que las transmisiones por donación subieron un 22,5% y las transmitidas por permuta cayeron un 28,6%. Por su parte, las operaciones por herencia disminuyeron un 0,9%.

Según los datos del INE, el número de compraventas de fincas rústicas subió un 4,5% en julio, hasta un total de 11.379 operaciones, mientras que las compraventas de fincas urbanas, donde se incluyen las viviendas, subieron un 3,9%, hasta 81.666 operaciones.

En julio, el mayor número de fincas transmitidas por cada 100.000 habitantes se dio en La Rioja (809), Aragón y Castilla y León, ambas con 658.

Los mayores incrementos interanuales en el número de fincas transmitidas en julio se registraron en Canarias (+21,4%), Extremadura (+15%) y Galicia (+14,4%), mientras que los mayores descensos correspondieron a Navarra (-28,1%), Baleares (-18,4%) y País Vasco (-3,3%).

Facebook Comments