11 julio 2018

La compraventa de viviendas aumentó un 4,7% el pasado mes de mayo en relación al mismo mes de 2017, hasta sumar 47.177 operaciones, su segundo mejor registro en diez años tras el conseguido en enero de este año (47.289 operaciones), según ha informado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El avance interanual de mayo, con el que la compraventa de viviendas encadena dos meses consecutivos de incrementos, es 25 puntos inferior al logrado en abril, cuando este indicador se disparó casi un 30%.

Las transacciones sobre viviendas usadas se incrementaron un 3,7% en mayo en relación al mismo mes de 2017, hasta totalizar 38.874, mientras que la compraventa de viviendas nuevas avanzó un 9,2% en tasa interanual, hasta 8.303 transacciones.

El 90,5% de las viviendas transmitidas por compraventa en el quinto mes del año fueron viviendas libres y el 9,5%, protegidas. La compraventa de viviendas libres aumentó un 4,4% en mayo en tasa interanual, hasta sumar 42.708 transacciones, en tanto que las operaciones sobre viviendas protegidas avanzaron un 7,1%, con 4.469 transacciones.

La tendencia del mercado es hacia la normalización

Aunque este incremento interanual es menor que los de doble dígito registrados desde que comenzó el año, a excepción de la caída de marzo, según Beatriz Toribio “el número total de compraventas de mayo es el más alto en lo que va de año después del registrado en enero (47.289) y nos acerca cada vez más a las 50.000 operaciones al mes, un nivel de operaciones que no veíamos desde 2008”.

“La recuperación del mercado de la vivienda es un hecho y mes a mes se consolida, pero la tendencia del mercado es hacia la normalización. El sector se está reajustando tras el fuerte ajuste que vivió el sector durante la crisis”, añade la directora de Estudios de fotocasa.

“Esta recuperación será moderada porque aunque el contexto económico y financiero acompañan, la demanda del particular no acaba de despertar del todo. El grueso de la población sigue teniendo serias dificultades económicas para acceder a la compra de una vivienda por la falta de ahorros y el bajo poder adquisitivo”, añade.

“Otro reflejo de la normalización a la que tiende el sector es que las principales plazas donde tradicionalmente más crecen las compraventas registran en mayo los menores incrementos interanuales, como es el caso de Canarias y Madrid, o incluso registran descensos, como ocurre en Baleares y Cataluña, entre otras comunidades”, añade Toribio.

Andalucía, a la cabeza de las compraventas

El pasado mes de mayo el mayor número de compraventas de viviendas por cada 100.000 habitantes se dio en la Comunidad Valenciana (201), La Rioja (166) y Baleares (156).

Andalucía fue la región que más operaciones sobre viviendas realizó en el quinto mes del año, con 9.330 compraventas, seguida de Comunidad Valenciana (7.857), Cataluña (6.964) y Madrid (6.641).

Trece comunidades incrementaron el número de compraventas de viviendas en mayo en tasa interanual. Los mayores avances se registraron en La Rioja (+53,6%), Navarra (+27,5%) y Murcia (+20%) y los menores los protagonizaron Canarias (+5,7%) y Madrid (+6,6%).

Por el contrario, se registraron descensos interanuales en Baleares (-26,4%), Asturias (-15,1%), Cantabria (-10,9%) y Cataluña (-10,7%).

 

El total de fincas transmitidas sube un 9,8%

Sumando las fincas rústicas y las urbanas (viviendas y otros inmuebles de naturaleza urbana), las fincas transmitidas el pasado mes de mayo alcanzaron las 183.748, cifra un 9,8% superior a la del mismo mes de 2017.

Por compraventa se transmitieron un 4,1% más de fincas que en mayo de 2017, mientras las transmisiones por donación bajaron un 6,8%, las operaciones por permuta repuntaron un 20,2% y las transmitidas por herencia progresaron un 8,3%.

Según los datos del INE, el número de compraventas de fincas rústicas bajó un 0,6% en mayo, hasta un total de 12.707 operaciones, mientras que las compraventas de fincas urbanas aumentaron un 4,9%, hasta 80.659 operaciones.

En mayo, el mayor número de fincas transmitidas por cada 100.000 habitantes se dio en La Rioja (906), Castilla y León (755) y Aragón (687).

Facebook Comments