12 junio 2019

La compraventa de viviendas bajó un 3,1% el pasado mes de abril en relación al mismo mes de 2018, hasta sumar 41.049 operaciones, según ha informado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con este descenso, en el que influyó la menor actividad por la celebración en abril de la Semana Santa (el año pasado cayó en marzo), la compraventa de viviendas regresa a tasas negativas después de haber encadenado dos meses de ascensos interanuales.

El retroceso registrado en abril fue consecuencia de la disminución de las operaciones sobre viviendas usadas en un 5,6%, hasta 33.368 transacciones, y del incremento en un 9,3% en la compraventa de viviendas nuevas, hasta 7.681 operaciones.

El 89,2% de las viviendas transmitidas por compraventa en el cuarto mes del año fueron viviendas libres y el 10,7%, protegidas. La compraventa de viviendas libres bajó un 4,3% en abril en tasa interanual, hasta sumar 36.644 transacciones, en tanto que las operaciones sobre viviendas protegidas avanzaron un 7,7%, con 4.405 transacciones.

En términos mensuales (abril sobre mayo), la compraventa de viviendas retrocedió un 3,8%, en contraste con el repunte del 6,1% que experimentó en abril de 2018.

“El mercado de la vivienda crece a un menor ritmo, pero sigue en un ciclo positivo”

Beatriz Toribio, directora de Estudios de Fotocasa, destaca que “se trata de la segunda caída interanual en el número de compraventas en lo que va de año” y “es fruto del efecto estacional propio de la Semana Santa, pero también de la normalización a la que tiende el mercado. Desde hace meses se aprecian signos de menor crecimiento que van en línea con el contexto económico”.

“Desde finales de 2018, las diferentes estadísticas que miden la salud del sector muestran signos que apuntan hacia un menor crecimiento en la actividad del mercado que harán que en 2019 la vivienda tenga un comportamiento más moderado.  Pero seguimos en un ciclo positivo”, añade.

Una vez más, las compraventas de vivienda nueva reflejan un mejor comportamiento (+9,3%) que la segunda mano (-5,60%) en comparación con el año pasado. “En 2019 la vivienda de obra nueva va a arrebatar el protagonismo a la de segunda mano, debido al fuerte interés por este tipo de vivienda por parte de los compradores y a la mayor oferta que se ha puesto en el mercado en el último año como consecuencia de la reactivación de la actividad constructora”, explica Toribio.

La directora de Estudios del portal inmobiliario destaca que las cuatro comunidades que han concentrado la mayor actividad Cataluña, Madrid, Islas Baleares y Canarias, ahora muestran tasas interanuales negativas, “otra prueba más de la estabilización del mercado”.

Andalucía, a la cabeza de las compraventas

El pasado mes de abril el mayor número de compraventas de viviendas por cada 100.000 habitantes se dio en Comunidad Valenciana (147), Andalucía (130) y Canarias (120).

Andalucía fue la región que más operaciones sobre viviendas realizó en el cuarto mes del año, con 8.604 compraventas, seguida de Cataluña (6.294), Comunidad Valenciana (5.782) y Madrid (5.758).

Los mayores avances interanuales en la compraventa de viviendas se registraron en Extremadura (+30,2%), Castilla-La Mancha (+7%) y Asturias (+5,9%). Por su parte, los descensos más acusados se experimentaron en Baleares (-14,1%) y Madrid (-13,8%).

El total de fincas transmitidas sube un 4,8%

Sumando las fincas rústicas y urbanas (viviendas y otros inmuebles de naturaleza urbana), las fincas transmitidas el pasado mes de abril alcanzaron las 170.518, cifra un 4,8% superior a la registrada en el mismo mes de 2018.

Por compraventa se transmitieron un 3,8% menos de fincas que en abril de 2018, mientras que las transmisiones por donación bajaron un 8,1% y las transmitidas por permuta repuntaron un 5,9%. Por su parte, las operaciones por herencia disminuyeron un 4,8%.

Según los datos del INE, el número de compraventas de fincas rústicas bajó un 6,9% en abril, hasta un total de 11.572 operaciones, mientras que las compraventas de fincas urbanas, donde se incluyen las viviendas, retrocedieron un 3,3%, hasta 70.504 operaciones.

En abril, el mayor número de fincas transmitidas por cada 100.000 habitantes se dio en La Rioja (709), Castilla-La Mancha (660) y Aragón (624).

Los mayores incrementos interanuales en el número de fincas transmitidas en abril se dieron en Canarias (+18,1%), Castilla-La Mancha (+11,2%) y Galicia (+9,4%), mientras que los mayores descensos correspondieron a Navarra (-9,1%) y Baleares (-4,7%).

Facebook Comments