31 octubre 2014

El Ministerio de Hacienda prevé suprimir únicamente los coeficientes de abatimiento y no los de corrección de la inflación en la tributación de las plusvalías obtenidas por las ventas de pisos, según fuentes del sector.

Tras el malestar expresado por parte del sector inmobiliario, la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, o incluso la cúpula del PP madrileño en las últimas semanas contra esta medida, el Gobierno ya dijo que moderaría el ‘golpe’ fiscal que la supresión de ambos coeficientes, contemplada en la reforma fiscal, supondría para los vendedores.

En la reforma fiscal el Gobierno introdujo la eliminación de ambos coeficientes por motivos de equidad. El caso de los de abatimiento, afecta únicamente a la venta de viviendas adquiridas antes del 31 de diciembre de 1994 y para las plusvalías obtenidas hasta el 20 de enero de 2006, fecha desde la que se suprimió con carácter general.

Los coeficientes de corrección de la inflación, que se actualizan anualmente en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y que tratan de restar a las plusvalías el efecto de la subida anual de los precios, afectarían a todas las ventas de pisos con ganancias.

Con la posibilidad abierta de mantener los coeficientes de corrección se trataría de eliminar los efectos de inequidad para aquellos que compraron su vivienda desde 1995 y que no se beneficiaban de los coeficientes de abatimiento, pero al mismo tiempo mantener una minoración de las plusvalías teniendo en cuenta el aumento del coste de la vida.

 

Facebook Comments