19 octubre 2016

El sector inmobiliario residencial de obra nueva repunta con fuerza en Barcelona y, por primera vez en diez años, el número de viviendas iniciadas ha superado a las terminadas. Entre enero y julio se concedieron en la Ciudad Condal un total de 639 licencias para construir viviendas, lo que significa un crecimiento del 40% respecto al mismo periodo de 2015, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Fomento.

Engel & Völkers, la inmobiliaria alemana líder en la intermediación de inmuebles de alto standing, confirmará esta tendencia a partir de mañana en el Barcelona Meeting Point (BMP). La compañía ha crecido un 27% en este segmento durante el último año y participa ya en la comercialización de 25 promociones de obra nueva o gran rehabilitación en Barcelona. Una cifra que Jorge Campreciós, Director de Property Development de Engel & Völkers, prevé “doblar en 2017”.

La escasez de oferta en el centro de Barcelona debido a la falta de suelo ha trasladado las nuevas promociones a las zonas perimetrales de Eixample. En este sentido, Les Corts, Sants, Gracia Nova y Guinardó son los barrios donde se encuentra el mayor número de pequeñas promociones de obra nueva, mientras que las grandes se construyen en las zonas periféricas del área metropolitana como Badalona, Hospitalet de Llobregat o Cornellá.

No obstante, cabe destacar las múltiples obras de rehabilitación en zonas céntricas como Ciutat Vella, Eixample y Gracia donde la protección de las fachadas de edificios y, en algunos casos, incluso la de los elementos interiores de las fincas, no permiten actuaciones de obra nueva pero sí de recuperación. En esta edición del BMP, Engel & Völkers e Instant Transmission ofrecerán a los clientes la posibilidad de ver los inmuebles de obra nueva mediante realidad virtual a través de unas gafas de última generación.

Pragmatismo y comodidad

“El perfil del cliente de este tipo de activos es muy diferente al del cliente extranjero que viene a Barcelona en busca de viviendas en fincas regias o modernistas del centro de la ciudad”, señala Jorge Campreciós al añadir que “en general son clientes que buscan el pragmatismo y comodidad de adquirir un inmueble completamente nuevo”.

Por zonas, cabe destacar que Eixample y Ciutat Vella acaparan la mayor parte de las compras de clientes internacionales ya que el 75% de las operaciones se cierran con extranjeros frente al 15% de compradores locales y el 10% de clientes que provienen del resto de España. Por el contrario, en la zona alta, el porcentaje de extranjeros se reduce hasta el 25% -la mayoría expatriados interesados por los colegios cercanos-, mientras que en Gracia los clientes internacionales y nacionales se reparten por igual.

Aunque no la necesiten, la mayor parte de los clientes piden financiación para adquirir este tipo de vivienda aprovechando los bajos tipos de interés, una de las grandes diferencias respecto a los años del boom inmobiliario cuando las condiciones no eran tan favorables. En este sentido, los últimos datos publicados por el Consejo General del Notariado muestran que los préstamos hipotecarios destinados a la adquisición de un inmueble crecieron en agosto un 21,3% interanual.

El resurgir de la obra nueva en la Ciudad Condal ha logrado que Barcelona acapare más de la mitad de las licencias de obra que se han concedido en el conjunto de Cataluña. Así, de las más de 1.100 licencias de la comunidad concedidas entre enero y julio, 639 se quedaron en la capital.

 

Facebook Comments