27 mayo 2020

El número de hipotecas constituidas sobre viviendas inscritas en los registros de la propiedad se situó en 26.382 el pasado mes de marzo, cifra que supone un 14,6% menos que en igual mes de 2019 y que es la más baja en un mes de marzo desde 2016, según ha informado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE), que recuerda que los datos proceden de escrituras públicas realizadas anteriormente.

Con el retroceso interanual experimentado en marzo, el más pronunciado desde septiembre de 2019, la firma de hipotecas sobre viviendas regresó a tasas interanuales negativas después de tres meses consecutivos de ascensos.

El INE recuerda que durante el mes de marzo la atención diaria al público en los Registros de la Propiedad se realizó exclusivamente mediante correo electrónico o por vía telefónica. En este sentido, Estadística ha agradecido al Colegio de Registradores de la Propiedad, fuente primaria de los datos de la estadística, el esfuerzo realizado para la publicación de los datos de marzo, que han contado con una tasa de respuesta superior al 93%, similar a la de meses anteriores.

De acuerdo con los datos difundidos por el INE, el importe medio de las hipotecas sobre viviendas aumentó un 1,6% respecto a marzo de 2019, hasta los 127.888 euros, mientras que el capital prestado bajó un 13,3% en tasa interanual, hasta los 3.373 millones de euros.

En términos mensuales (marzo sobre febrero), el número de hipotecas sobre viviendas se hundió un 26,8%, mientras que el capital prestado para este tipo de hipotecas se desplomó un 46,9%. En ambos casos se trata de los mayores retrocesos en un mes de marzo en al menos cinco años.

“La desescalada ha posibilitado que se empiecen a cerrar operaciones que se iniciaron en marzo”

Los datos de Hipotecas correspondientes al pasado mes de marzo de 2020 dados a conocer hoy por el INE, reflejan un descenso interanual del 14,6%, después de que en febrero se hubiese registrado un incremento interanual del 16,1% y suponía el tercer incremento consecutivo en esta estadística, que mostraba que los efectos de la Ley Hipotecaria se habían superado.

El descenso en el número de hipotecas del mes de marzo es una consecuencia directa de la declaración del estado de alarma por parte del Gobierno, por la situación del coronavirus que hizo que, a mediados del mes de marzo, muchas operaciones que estaban en marcha quedasen paradas. Así, “debido al confinamiento y a que los notarios atendían solo aquellas operaciones que fueran urgentes, como en el caso de arras que estuvieran a punto de caducar, muchas operaciones que estaban en macha durante el mes de marzo se tuvieron que parar y las que no se habían iniciado y no eran de carácter urgente han quedado pospuestas hasta que se ha retomado cierta normalidad”, explica Anaïs López, Directora de Comunicación de Fotocasa.

Estas operaciones que había quedado aplazadas se reflejarán en los datos de finales de mayo o junio, momento en que las autonomías han comenzado la desescalada y los notarios han vuelto poco a poco a la normalidad. Así “estos días se están cerrando operaciones que se habían iniciado en marzo y habían quedado a la espera de poder cerrarse”.

La cifra de 26.382 hipotecas firmadas durante el mes de marzo es la más baja desde marzo de 2016, cuando se firmaron 23.065 hipotecas, aunque es una cifra bastante cercana a la que se registró en marzo de 2016 con 26.527 hipotecas cerradas. No obstante, durante 2019 hemos visto datos inferiores a los reflejados este mes de marzo, consecuencia directa de la entrada en vigor de la Ley Hipotecaria en el mes de junio de 2019 que hizo que muchas operaciones quedasen retrasadas. Así, el pasado mes de agosto se cerraron 20.385 operaciones y en septiembre fueron 22.488 operaciones, cifras más bajas que la del mes de marzo de 2020.  “Es posible que muchas operaciones que se hayan quedado paralizadas durante el mes de marzo, debido al estado de alarma se retomen una vez se haya vuelto a la normalidad, por lo que los datos de próximos meses puedan reflejar estar operaciones que se hayan quedado pospuestas junto con las nuevas compraventas que se cierren”, explica la Directora de Comunicación.

“Lo que sí que es muy probable es que la caída que veamos en los datos del mes de abril de hipotecas cerradas sea más abultada que la del mes de marzo, ya que el mes de marzo recoge 15 días de normalidad y sin estado de alarma, por lo que, en abril, es posible que se hayan podido cerrar solo aquellas operaciones de carácter urgente”, comenta Anaïs López.

No obstante, desde el portal inmobiliario Fotocasa prevén que la recuperación pueda ser más bastante más rápida y ágil de lo esperado. “El interés que hay actualmente por la vivienda es muy alto y lo estamos viendo reflejado en nuestros datos tanto de tráfico como de contactos, que nos indican que los españoles están saliendo del confinamiento con una gran intención de buscar vivienda nueva”.

Desde Fotocasa consideran que durante los próximos meses nos vamos a encontrar tanto con la demanda de vivienda que buscaba antes de la pandemia, si su situación económica se lo permite y no se ha visto afectada por la crisis, como una nueva demanda de vivienda fruto del confinamiento, ya que muchos españoles se han dado cuenta que su actual vivienda no se adapta a sus necesidades. “Esta nueva demanda puede ser muy importante para la recuperación de la vivienda durante los próximos meses”, concluye Anaïs López.

App de Century21

Andalucía, a la cabeza de las hipotecas sobre viviendas

Las comunidades con mayor número de hipotecas constituidas sobre viviendas en marzo fueron Andalucía (5.223), Cataluña (4.917), Madrid (4.417) y Comunidad Valenciana (2.883).

Sólo cinco regiones presentaron en marzo tasas interanuales positivas en el número de hipotecas sobre viviendas: La Rioja (+26,4%), Aragón (+17,9%), Cantabria (+6,6%), Asturias (+6%) y Murcia (+5,6%). Entre los descensos, destacan Baleares (-44,6%), Madrid (-29,4%), País Vasco (-25,6%) y Extremadura (-22,9%).

El tipo de interés medio para los préstamos hipotecarios sobre viviendas alcanzó el pasado mes de marzo el 2,56%, por debajo del de febrero (2,64%) y del de marzo de 2019 (2,62%). El plazo medio se situó en 24 años.

El 47% de las hipotecas sobre viviendas se constituyó a tipo variable y el 53% se formalizó a tipo fijo, el porcentaje más elevado de toda la serie, iniciada en 2006. El tipo de interés medio al inicio para las hipotecas sobre viviendas a tipo variable se situó en el 2,21%, frente al 2,92% de las de tipo fijo.

Bajan un 16% las fincas hipotecadas

De acuerdo con los datos del organismo estadístico, durante el tercer mes del año se constituyeron 35.604 hipotecas sobre fincas rústicas y urbanas (dentro de estas últimas se incluyen las viviendas), cifra que supone un retroceso del 16% respecto a marzo de 2019.

El capital de los créditos hipotecarios concedidos bajó un 7,1% respecto al mismo mes de 2019, hasta los 5.760 millones de euros, en tanto que el importe medio de las hipotecas constituidas sobre el total de fincas se situó en 161.783 euros, un 10,7% más.

El tipo de interés medio al inicio para el total de fincas se situó en el 2,59%, con un plazo medio de 23 años. Para las hipotecas a tipo variable, que representan el 48,5% del total, el tipo de interés medio fue del 2,25% al inicio, mientras que se situó en el 3,06% para las de tipo fijo.

Cambios en las condiciones

En cuanto a las hipotecas con cambios registrales, éstas sumaron 3.770 en marzo, un 44% menos que en el mismo mes de 2019.

Atendiendo a la clase de cambios en las condiciones, en marzo se produjeron 2.966 novaciones (o modificaciones producidas con la misma finalidad financiera), con un descenso interanual del 42,2%.

El número de operaciones que cambiaron de entidad (subrogaciones al acreedor) bajó un 53,4%, mientras que el número de hipotecas en las que cambió el titular del bien hipotecado (subrogaciones al deudor) retrocedió un 33,7%.

De las 3.770 hipotecas que cambiaron sus condiciones el pasado mes de marzo, el 48,7% se debieron a modificaciones en los tipos de interés. Después del cambio de condiciones, el porcentaje de hipotecas a interés fijo subió desde el 11,7% al 41% y el de hipotecas a interés variable cayó del 72,8% al 55,5%.

El euríbor es el tipo al que se referencian la mayoría de las hipotecas a tipo variable tanto antes del cambio (64,3%) como después (51,9%).

Tras la modificación de condiciones, tanto el interés medio de los préstamos en las hipotecas a tipo fijo como el de las hipotecas a tipo variable bajó nueve décimas.

Facebook Comments