10 abril 2019

¿Cuáles son los factores clave o características más importantes que hay que tener en cuenta a la hora de elegir una vivienda para vivir? ¿A qué están dispuestos a renunciar los compradores? ¿Qué consideran imprescindible? Los datos del informe ‘Experiencia en compra y venta 2017-2018’ elaborado por Fotocasa Research apuntan un cierto cambio en los últimos meses, derivado del aumento generalizado de precios: “se observa una cierta rebaja en las expectativas y aspiraciones respecto a la ubicación y características ‘extra’ de la vivienda en favor de elementos más esenciales”, según Beatriz Toribio, directora de Estudios y Asuntos Públicos de Fotocasa. Además, la obra nueva vuelve a ganar protagonismo.

Fuente: Fotocasa Research

Precio y espacio, factores clave

El precio es, por razones obvias, un elemento determinante a la hora de buscar casa: cualquier búsqueda por parte de un particular en un portal inmobiliario utiliza este filtro. Es el condicionante principal tanto para quienes se plantean adquirir una vivienda como para quienes buscan un alquiler.

Otros factores clave son el número de habitaciones, la distribución del inmueble, la superficie total y la ubicación en determinado barrio o vecindario.

Fuente: Fotocasa Research

Los ‘extras’ son prescindibles

Las características menos importantes para los compradores son la existencia de una piscina, la presencia de buenos colegios en la zona, que la urbanización disponga de zonas comunes o que la vivienda esté situada en un barrio en crecimiento. Se mantiene, por tanto, la misma tendencia que en el año anterior, pero ahora la relevancia de estos factores es aún menor. Baja también la exigencia de contar con trastero, terraza o plaza de garaje.

En general, se aprecia una rebaja en las expectativas de los compradores, “como si se asumiera que, con la subida de precios, hay que aceptar más renuncias a la hora de buscar una vivienda”, indica el informe.

Fuente: Fotocasa Research

El repunte de la obra nueva

La obra nueva vuelve a cobrar protagonismo a la hora de buscar casa. Es, de hecho, uno de los cambios más importantes del comportamiento del mercado respecto al año anterior. Si en 2017 solo un 8% buscaba obra nueva, en 2018 ya asciende al 15%. Quienes consideran tanto obra nueva como segunda mano suman un 66%. Y en la compra final por parte de particulares el porcentaje de obra nueva fue del 29%.

Fuente: Fotocasa Research

Facebook Comments