23 julio 2018

Las transacciones de viviendas continúan creciendo; los precios, también. Es un buen momento para comprar vivienda pero, ¿en qué debes fijarte antes de tomar una decisión tan importante?

Viabilidad financiera

Para empezar, debes hacerte algunas preguntas fundamentales: ¿Qué quiero comprar?, ¿Cuánto dinero tengo ahorrado? o ¿A qué préstamo puedo acceder con mis ingresos?

En esta última cuestión, la viabilidad financiera es muy importante, así que busca opciones en diferentes entidades, y si no tienes ingresos para lo que te gustaría, no te preocupes. Piensa que el crédito que te pueden dar los bancos no solo depende de tus ingresos, sino que también influyen aspectos como la edad, el resto de ingresos en la familia (cónyuge o rentas) o las cargas familiares que tengas, así que no te obsesiones y, sobre todo, no sacrifiques los ahorros para comprar una casa más grande.

Recuerda que lo más aconsejable es que la cuota mensual no supere el 30% de tus ingresos. El motivo se debe principalmente a que la hipoteca no será tu único gasto, sino que también deberás prestar atención a aspectos como los impuestos, la comunidad de propietarios, las reformas, etcétera.

Teniendo claras las respuestas a estas preguntas, puedes comenzar la búsqueda. No obstante, elegir qué casa te interesa y dónde no es una tarea fácil. En este punto, debes tener en cuenta varias cuestiones que te presentamos a continuación:

Infórmate antes de comprar vivienda

Ubicación de la vivienda

La ubicación es clave, de ahí la importancia de pensar bien en qué barrio quieres vivir y qué infraestructuras y dotaciones tiene. Tanto si es para vivir, como para alquilar, factores como la proximidad del transporte público, las zonas verdes, la cercanía de comercios o centros educativos harán siempre más atractiva la inversión.

El entorno

Dependiendo de tus necesidades, será necesario que conozcas más o menos bien con qué infraestructuras cuenta el barrio: colegios (si tienes hijos en edad escolar), instalaciones deportivas, hospitales, centros comerciales, supermercados o espacios verdes. También es muy interesante la existencia de transporte público cercano.

Para evitar futuras sorpresas, conviene darse una vuelta por el barrio de día y de noche o en hora punta. De este modo, podrás comprobar si hay exceso de tráfico, de ruidos, si es una zona tranquila o si existen establecimientos que puedan resultar molestos.

Posibilidades de revalorización

Es conveniente recabar información sobre los posibles proyectos urbanísticos, ya sean sus perspectivas de crecimiento o cualquier incidencia que pueda estar prevista. Esto puede afectar a la revalorización del inmueble o, por el contrario, a su devaluación.

Precio de la vivienda y gastos posteriores

Si los gastos extraordinarios son muy elevados o se reparten entre muy pocos vecinos, tendrás que afrontar pagos mensuales importantes que pueden desbaratar tu presupuesto. Si la compra se ha hecho como inversión, reducirán notablemente la rentabilidad.

Plan urbanístico

Estos documentos se pueden encontrar en los ayuntamientos. Es bueno saber si el edificio está afectado por un inminente plan urbanístico. Si el inmueble está ampliado, hay que comprobar que se ha hecho correctamente, siguiendo las normas del consistorio.

Infórmate antes de comprar vivienda

Estado del inmueble

Este consejo vale, sobre todo, para viviendas de segunda mano. Cuando visites el piso, usa el sentido de la vista para observar, Pero también presta atención al resto de sentidos para detectar posibles humedades o ruidos.

Sin prisa, pero sin pausa

Tan importante es conocer objetivamente el mercado antes de tomar una decisión, como dar una rápida respuesta cuando surge la ocasión.

Si ya sabes qué casa comprar…

Comprueba esto antes de pagar nada:

  • La identidad del vendedor y los datos del inmueble mediante una Nota Simple del Registro de la Propiedad.
  • Controla las cargas que pesan sobre la vivienda.
  • Confirma el pago de las cuotas de la comunidad.
Facebook Comments