16 febrero 2017

La demanda de vivienda residencial crecerá hasta superar los 500.000 inmuebles en 2018 gracias al ciclo expansivo de la economía, la mejora del empleo y los bajos costes de financiación, según se desprende del informe semestral del mercado inmobiliario en España de Bankinter. Asimismo, espera que el precio medio de la vivienda se incremente a tasas cercanas al 4% por la escasez de oferta y por le auge del alquiler en las zonas más consolidadas.

En este contexto, los expertos de la entidad consideran que las oportunidades de compra se están agotando y que el potencial alcista de los precios es ya más limitado después de que las zonas ‘premium’ alcanzasen sus máximos de antes de la crisis y de que los ratios de esfuerzo financiero vuelvan a crecer.

“La actividad promotora despertará de su letargo” por la gradual reducción del ‘stock’ y por el “fuerte” crecimiento en los visados de obra nueva, según el banco. En 2017, el segmento comercial mantendrá su tendencia al alza en los precios y las rentas seguirán subiendo en las oficinas de los distritos de centros de negocio de Madrid y Barcelona y en los mejores centros comerciales.

Por otro lado, en el informe se pone de relieve que el diferencial de rentabilidad en los activos inmobiliarios con respecto a la renta fija está disminuyendo por las mayores expectativas de la inflación. Para la entidad, las ideas más atractivas de inversión son la compra de activos inmobiliarios en ubicaciones muy consolidadas y con demanda solvente de las grandes ciudades y áreas turísticas, que tienen un objetivo de rentabilidad de alquiler superior al 3%, y la inversión en Merlin Properties, que es “su principal apuesta en el sector inmobiliario por la calidad y diversificación de su cartera de activos”.

Asimismo, los expertos consideran que los activos inmobiliarios situados en ubicaciones centrales y áreas muy consolidadas de las grandes ciudades y centros turísticos con mayor demanda continúan siendo una “alternativa adecuada”. “La revalorización de las viviendas está respaldada por la evidente escasez de oferta, la demanda creciente y el aumento de las rentas derivado del ciclo de recuperación económica y el auge de los alquileres turísticos”, ha apuntado.

Facebook Comments