28 mayo 2018

Pragmático, exigente y austero. Así son los tres perfiles de compradores que existen en la actualidad según el estudio «Experiencia de compra y venta de vivienda en el último año», realizado por fotocasa. De este informe se desprende que el grupo mayoritario entre los compradores de vivienda es el pragmático (43 %), seguido de los exigentes (35 %) y los austeros (22 %) pero… ¿en qué se diferencian?

Factores clave a la hora de comprar una vivienda.

Comprador práctico: vivienda habitual o segunda vivienda

El comprador pragmático es el que más presencia tiene en el mercado inmobiliario español. De su total, el 57 % tiene entre 35 y 54 años, vive en pareja y, aunque el uso de la vivienda para estos compradores es principalmente la residencia habitual, adquiere también peso la compra de segunda residencia (15 %).

Dentro de este perfil también se pueden distinguir dos tipologías de compradores marcadas por la edad y por el uso que se le va a dar a la vivienda de compra. En este sentido, por una parte es posible encontrar a pragmáticos más jóvenes, que viven en mayor medida con sus padres (12 %) y que buscan su primera vivienda (77 %). Por otro lado, se encuentran los pragmáticos seniors, que son los que buscan en su mayoría una segunda residencia (20 %).

Como su nombre indica, se trata de un perfil de exigencia «media» hacia los básicos de la vivienda, que va también ligado a un menor presupuesto. El 35 % busca entre 100.000 y 200.000 €, y el 29 % entre los 50.000 y los 100.000 €.

La mejora de la vivienda y el momento de la vida son claves en la activación de los pragmáticos en el mercado de la compra. Los motivos que les llevan a la compra frente al alquiler siguen siendo los relativos a la visión¡. Curiosamente, son los pragmáticos más jóvenes los que muestran una mayor adversidad hacia el alquiler (21 % frente al 14 % del perfil pragmático senior), y son precisamente estas diferencias las que hacen que las características de las viviendas que buscan ambos perfiles sean tan distintas. El 77 % de los pragmáticos más jóvenes busca una vivienda entre los 60 y 120 m2, frente al 62 % de los seniors. No obstante, en ambos casos la preferencia es de viviendas de tres habitaciones, aunque un porcentaje alto de los seniors prefiere las de dos).

El hecho de que entre los pragmáticos más seniors el uso de la vivienda como segunda residencia tenga mayor relevancia también lleva a que busquen viviendas fuera de su ciudad (48%). En cuanto a la tipología de vivienda, se observa un mayor interés por los pisos entre los pragmáticos más jóvenes que compran su primera residencia (51 %), mientras que para los más senior cobra relevancia la casa o chalet (26 %) frente a la de piso (27 %).

Además, los pragmáticos más jóvenes se muestran en general más flexibles. Así, su lista de prioridades la encabezan el precio (42 %) y el número de habitaciones (24 %), seguidos de aspectos como el barrio o la no necesidad de reformas por encima de la plaza de garaje o la terraza. Por su parte, los más senior también dan prioridad al precio o al número de habitaciones pero, a diferencia de los más jóvenes, dan mayor relevancia a la terraza y a aspectos como el garaje o que esté listo para entrar a vivir.

Factores clave a la hora de comprar una vivienda.

Comprador exigente: Vivienda nueva, cómoda y confortable

El comprador más exigente (35 % de los compradores de vivienda) vive principalmente en pareja (82 %) y tiene hijos (51 %, por encima del resto de perfiles); el 70 % se encuentra entre los 25 y los 34 años; y para el 81 % de ellos el uso de la vivienda será el de vivienda principal.

Tanto la mejora de la vivienda (46 %) como el momento de la vida en el que se encuentran (52 %) cobran especial relevancia para este perfil a la hora de comprar en lugar de alquilar. Además, los motivos que llevan a la compra en lugar de pensar en un alquiler se mantienen. Siendo los factores relativos a la visión de futuro que ofrece la compra los más importantes.

Buscan viviendas de poca antigüedad (de hecho, un 31 % indica que piensa en obra nueva frente al 18 % de media), de mayor tamaño, con más habitaciones (el 82 % prefiere un inmueble de tres o más habitaciones) y en la misma ciudad de residencia (81%). En general, dan también más importancia a todos los aspectos que esperan de su nueva vivienda, aunque ponen especial énfasis en aspectos que les puedan aportar comodidad y confort, como la plaza de garaje (importante para el 66 %), el trastero (para el 44 %), los materiales de la vivienda (54 %), que disponga de servicios cerca (51 %) o que tenga terraza (55%).

A pesar de partir en general de un presupuesto más elevado que el resto (61 % entre los 100.000 € y los 300.000 €), aquellos que no han cerrado la compra consideran que el principal motivo que se lo impide es el precio y la falta de oferta adaptada a sus exigencias. Aunque este perfil, además, pone de relevancia la escasez de oferta en la zona que buscan (35%).

Factores clave a la hora de comprar una vivienda.

Comprador austero: Casas de segunda mano como inversión

El perfil del comprador de vivienda austero es en el que tiene más presencia la gente de mayor edad (42 % de más de 45 años). Aunque la mayoría vive en pareja, en este perfil tiene menor presencia que en el total de compradores (63 %), adquiriendo mayor relevancia el perfil de aquellos que viven solos (17 %).

En este segmento, el uso que se le pretende dar a la vivienda comprada es vivienda principal, aunque en menor medida que el global (66 % frente al 75 % del total). Por el contrario, adquieren mayor relevancia la compra por inversión (19 % frente al 11 % del global) y la segunda residencia (21 % frente al 13 %). En este caso, la diferencia del uso no va ligada a la edad, aunque sí se ve que los que tienen como objetivo la compra de segunda residencia viven con su pareja e hijos (37 %) en mayor medida.

En ambos casos el presupuesto de partida es menor que a nivel global. Así, un 42 % cuenta con un presupuesto máximo de 100.000 €. De hecho, entre los que buscan segunda residencia, los que están por debajo de los 100.000 € llegan al 51 %. Es, además, el perfil más propenso a la negociación, ya que un 56 % declara haber negociado frente al 49 % de la media nacional.

De nuevo el precio y el número de habitaciones se sitúan en los básicos de su lista de requisitos, siendo suficiente para los que buscan segunda residencia. Por su parte, los que buscan invertir ponen por delante aspectos como el barrio (46 % vs 38 % del global), las conexiones con el transporte o los servicios (37 % versus 30 % del total).

Por otro lado, cabe destacar que los compradores austeros buscan viviendas de más antigüedad que el global de los compradores. En mayor medida, buscan viviendas de más de 30 años de antigüedad (46 % vs 29 % del global), especialmente los que compran como inversión (70 %), y de menores dimensiones, ya que un 41 % busca vivienda entre 40 y 80 m2 frente al 26 % del global.

También se observa mayor porcentaje de compradores que busca menos de tres habitaciones (42%). En la tipología de vivienda buscada se encuentran de nuevo diferencias entre los dos perfiles. Mientras que el inversor busca pisos (65% versus 46% del global) y áticos (13% versus 10% del global), el de segunda residencia busca una casa o chalet (21% versus 17% del global).

Facebook Comments