19 Julio 2017

En la compraventa de vivienda, hay aspectos que no son lo que parecen. En ocasiones, van unidos al desconocimiento. Descubre los siete errores más comunes que debes evitar tanto si vas a comprar como si quieres vender una vivienda.

Error 1: El precio de los pisos nunca baja

El más básico de los errores de compraventa es el de pensar que el precio de la vivienda no puede bajar. Durante muchos años teníamos claro que el precio de la vivienda nunca bajaba, la realidad es que sí. Y lo hemos vivido durante la crisis, descensos de hasta un 50%, en algunos casos, durante los últimos diez años que ha derivado en hipotecas que superan el valor de la casa. Ésto se puede comprobar en algunas zonas de la periferia de las ciudades o en áreas de costa.

Pensar que existe una época idónea para la compraventa es uno de los errores de la compraventa más comunes.

Error 2: El precio bajará aún más

O viceversa, también puede pasar lo contrario. Ante un anuncio, el comprador piensa: “Ésto bajará aún más, me espero”. Depende. Antes de tomar ésa decisión es aconsejable analizar la zona porque puede que sea una en la que el precio haya rozado su umbral de bajada por falta de oferta e incremento de demanda. Y ésto supone perder la oportunidad de tener ésa casa. Ocurre en zonas céntricas de ciudades donde la oferta es escasa, hay mucho interés y el precio del piso sale al mercado a un precio razonable.

 

Error 3: Lo podemos pagar

Antes, se podía pensar que el banco prestaría lo que se necesitase y que la tasación se ajustaría al valor de la compra. Las cosas han cambiado y las tasaciones se mueven a la baja. Factores como la edad, la antigüedad en la empresa, un escaso nivel de ahorro o las cargas familiares pueden hacer que el banco no preste el dinero que se necesita. La tasación es posible que no se acerque al precio de la venta y la operación se vaya al traste, uno de los peores errores en la compraventa.

Error 4: Poner un precio elevado y luego bajarlo

Otro mito extendido. Muchos piensan que el comprador va a pedir rebaja o que siempre tiene tiempo para rebajarlo. La sobrevaloración ahuyenta a los interesados que surgen en los primeros meses. Al final, hay que bajar el precio y la vivienda puede pasar demasiado tiempo en el mercado y se “quema”. En definitiva, el precio debe ser el justo, con una correcta valoración de la vivienda. El precio por encima del predominante en la zona ahuyentará a potenciales compradores y perderán el interés.

 

Error 5: Momento ideal para la compraventa

Dicen los expertos que no hay momentos mejores o peores. Siempre hay compradores que buscan durante todo el año. Centrarlo en verano o primavera cierra la puerta a posibles demandantes. No eliminemos oportunidades.

Los errores de compraventa truncan las voluntades de ambas partes.

Error 6: Las ofertas de compra

Ante alguna oferta, mejor hablar con el comprador y ver cuáles son sus inquietudes. Se puede descartar un comprador porque, a priori, la oferta que ha presentado no se ajusta a las expectativas del vendedor, pero hablando con él, se puede llegar a un acuerdo. La negociación es importante para no cometer errores en la compraventa.

 

Error 7: El interior es lo importante

Tan importante es el exterior de la casa como el interior. Muchos vendedores sólo cuidan el interior de sus viviendas a la hora de ponerlos a la venta, y el exterior también es vital ya que es la primera impresión que tiene el posible comprador.

Facebook Comments