23 agosto 2016

Las bajadas de los tipos de interés y del precio de la vivienda de los últimos años, especialmente con el descenso del Euríbor, han hecho que la opción de la compra de vivienda vuelva a ser más atractiva que la del alquiler, según el consultor inmobiliario de entidades financieras españolas y extranjeras y fundador de Red Expertos Inmobiliarios (REI), Eduardo Molet.

En su opinión, comprar es ahora «más atractivo que alquilar, incluso si se hace con una hipoteca con un tipo de interés fijo», ya que un piso medio con una hipoteca de 100.000 euros e interés fijo representa para el comprador una cuota mensual de entre 350 y 400 euros al mes.

Esto se daría en una hipoteca a 30 años del 80% del precio de compra y con todo incluido, en cambio, alquilar un piso de las mismas características representaría para el inquilino un gasto mensual de unos 500 euros.

«Mini burbuja inmobiliaria» en algunas zonas

Barcelona

Todo esto tendrá consecuencias en el mercado inmobiliario a corto plazo, según Molet, que pronostica que se producirá vez a más un repunte en el precio de la vivienda. «En ningún caso alcanzará los niveles de la época de la burbuja, pero cabe la posibilidad de que en grandes ciudades y zonas de costa los precios suban a mayor ritmo que en otras partes de España. Ya lo estamos viendo en Barcelona y Madrid», añade.

De esta forma, pronostica que el abaratamiento tanto de las hipotecas como de la vivienda llevará a una «mini burbuja inmobiliaria» en los próximos meses en determinadas zonas de España.

Según el consultor inmobiliario, esto se producirá porque las hipotecas están más bajas que nunca y los precios de los piso también, y en cuanto los niveles de demanda de vivienda comiencen a subir considerablemente, los precios de los pisos harán lo propio.

 

Facebook Comments