13 enero 2014

¿Es posible la compraventa de viviendas en tiempos de crisis? Te mostramos algunos consejos que te ayudarán a que la venta de un inmueble en una mala época sea menos dura.

1. Vender la vivienda con un precio ajustado desde el primer momento

En épocas de crisis los precios del mercado bajan y se suele tardar más en vender. Por ello, al fijar el precio de venta, es importante ajustarlo a la realidad y no por encima tratando de sacar más beneficio. Como punto de referencia, conviene investigar el precio medio de inmuebles de características similares en la misma zona.

Vender piso

2. Crear un anuncio llamativo hará que las personas estén más interesadas

En los anuncios se debe conseguir que el inmueble resulte atractivo para facilitar la venta. Por ello, es importante poner atención a la hora de hacer las fotografías de la casa y tratar de que sean de calidad y descriptivas. Dar una mano de pintura, retirar muebles o hacer que se vea más espaciosa, también ayuda. Si esto no es posible, siempre se puede recurrir a profesionales que lo hagan de forma virtual, donde mostrarán todas las potencialidades de la vivienda.

3. Realizar pequeñas reformas que hagan más atractiva la vivienda para los compradores

Por mucho que se adorne, la presentación de la vivienda durante la visita es un factor determinante para el éxito de la operación. Tanto si todavía se vive en ella como si no está habitada, hay que cuidar detalles como que las instalaciones (grifos, interruptores, radiadores, etc.) funcionen correctamente y que su aspecto general sea agradable.

Vender piso

4. Ser flexible a la hora de negociar el precio de venta de la casa

A la hora de vender una vivienda, también hay que estar preparado para negociar el precio y/o incluir en la venta extras como los gastos de la escritura, ciertas obras de remodelación, inclusión o no de electrodomésticos, modo de financiación para el comprador, etc. Si la venta se hace a través de una agencia, hay que pedir especialmente que se comunique a los potenciales compradores sus dudas acerca de la casa y ajustar la oferta en consecuencia y de inmediato.

5. Publicar la vivienda en portales inmobiliarios para llegar a más gente

Los portales inmobiliarios son una herramienta muy útil para darle mayor visibilidad a la vivienda que se quiere vender. Además, los costos son nulos o muy bajos y su incorporación a los dispositivos móviles permite a los posibles compradores estar al tanto en todo momento de cualquier movimiento. Algunos propietarios también llegan a colgar vídeos en la red para mostrar sus casas, lo que facilita la conexión rápida con los compradores potenciales a través de correo electrónico.

Vender piso

6. Considerar las ofertas para comprar la casa al contado

Conseguir un crédito del banco en tiempos de crisis no es una tarea fácil. Con suerte, las entidades bancarias financiarán el 80 % del precio de la vivienda, por lo que hay que considerar las ofertas en efectivo, aunque no sean las más altas. Está claro que nadie quiere regalar su vivienda por un precio bajo, pero la perspectiva de que se la quede el banco tampoco es buena.

7. Programa visitas cuando no haya nadie en la casa

Es más fácil vender un inmueble desocupado que uno habitado, ya que el posible comprador se puede sentir más cohibido al abrir armarios, muebles del baño o alacenas porque tiene la sensación de entrometerse en la vida privada de unos desconocidos. Es por ello que cuando se programe la visita de un potencial comprador, conviene que esté vacío. De este modo, el interesado sentirá menos presión a la hora de preguntar e inspeccionar el inmueble.

Facebook Comments