7 noviembre 2018

La búsqueda de vivienda en propiedad sigue siendo la opción del 12% de los jóvenes, el mismo porcentaje del año pasado. El interés es mayor entre quienes tienen entre 25 y 34 años (8%) que entre quienes van de 18 a 24 años (4%), por razones tanto económicas como de ciclo vital. Pero lo más destacable es que, en la franja de mayor edad, han aumentado las personas que realmente llegaron a cerrar una compra en 2018: el 9%, frente al 6% de 2017. Los datos son del último estudio de Fotocasa, Los jóvenes y su relación con la vivienda 2017-2018.

 

Los milenials quieren comprar

“Está muy extendida la idea de que los denominados milenials no quieren comprar, sino alquilar. Pero a través de diferentes estudios que hemos realizado en los últimos años, vemos que esta máxima no se cumple y en este informe vuelve a quedar patente”, afirma Beatriz Toribio, Directora de Estudios y Asuntos Públicos de Fotocasa.

Los jóvenes de 25 a 34 años sí quieren comprar, de hecho, su intención de compra de aquí a cinco años es superior a la media del total de la población. El porcentaje que se eleva al 51% en el caso de los jóvenes de ese tramo de edad que alquilan o han intentado alquilar en el último año”.

 

Ellas compran más

El perfil de quienes compran entre la población joven es de más mujeres (69%) que hombres (31%) y mayoritariamente con pareja (65%). Son de clase media alta (45%) o media (30%), tienen estudios universitarios (46%) o de secundaria (26%) y unos ingresos entre 10.000 y 20.000 euros anuales (36%) o entre 20.000 y 30.000 euros (30%).

Los motivos principales son la mejora de la vivienda actual (44%), irse a vivir en pareja (37%) y planear tener hijos (27%). Es decir, en muchos casos se mantiene el patrón de alquiler una vivienda para independizarse de manera inicial, y la compra se plantea a la hora de buscar mayor estabilidad o formar una familia.

 

Fuente: Fotocasa

 

Comprar mejor que alquilar

Más allá de los motivos derivados del momento vital, existen otras series de razones que llevan a los jóvenes a decantarse por la compra y no por el alquiler. La más destacable es que adquirir una vivienda supone una inversión a largo plazo (46%), seguida de la idea de que alquilar es una forma de “tirar” el dinero (36%) y que se trata de un buen momento porque los precios están subiendo (33%). La mayor facilidad con que los bancos vuelven a conceder hipotecas también es un motivo importante para parte de estos compradores (12%).

Hay además un nuevo factor en el que coinciden dos tercios (66%) de los jóvenes: la afirmación de que los alquileres han subido tanto que ya compensa más pagar una hipoteca que un alquiler.

 

La mayoría se hipotecan

Cuatro de cada cinco compradores jóvenes recurre una hipoteca. El porcentaje alcanza el 82% en 2018, frente al 78% del año anterior. Son, sin duda, el colectivo que tiene mayor necesidad de financiación, porque pocos de ellos pueden recurrir a la venta de una vivienda anterior como sucede con otros grupos de mayor edad. Además, el aumento generalizado de los precios ha hecho descender el grupo de quienes pueden comprar solo con ayuda familiar desde el 12% hasta el 7%.

 

Fuente: Fotocasa

 

Obra nueva: sí pero no

La obra nueva es la opción prioritaria para los compradores jóvenes. El 17% de quienes finalmente han firmado una escritura en el último año comenzaron buscando solo entre promociones de nueva construcción, y el 56% buscaron tanto segunda mano como obra nueva. Sin embargo, solo el 32% acabaron adquiriendo esta opción, y el 68% se decantaron por viviendas de segunda mano.

Los motivos principales para buscar obra nueva son que no se necesita reforma (44%), que incluyen servicios adicionales como garaje, piscina o trastero (34%) y por las mejores calidades (33%). Sin embargo, en muchos casos acaban cambiando de planes por el precio (citado en el 54% de los casos) y la escasez de oferta (46%, once puntos más que en 2017).

Facebook Comments