11 septiembre 2020

La pandemia del COVID-19 ha disparado el interés por la vivienda de obra nueva así como el número de ventas, tal y como reflejan todos los indicadores de la actividad comercial de AEDAS Homes, promotora de referencia en el sector inmobiliario. La compañía batió su récord de ventas a clientes particulares en julio y agosto, un periodo en el que registró 258 operaciones, un 20% más que en 2019 excluyendo las ventas a inversores institucionales.

Durante julio y agosto, los dos primeros meses de plena actividad tras el confinamiento, AEDAS Homes sumó 124 transacciones en julio -misma cifra que un año antes- y 134 en agosto, un 47% más (91 en 2019).

“Los datos de ventas son realmente buenos, pero aún es más relevante que hayan coincidido con los mejores registros de interesados -personas que han contactado con la compañía a través de distintos canales- y visitas -físicas y virtuales- a los puntos de venta, que se están transformando en operaciones”, destaca David Martínez, CEO de AEDAS Homes, quien pone en valor la estrategia de negocio de la compañía, basada en una oferta destinada a clientes de perfil medio alto y localizada en los mercados más dinámicos del país.

“Además”, añade, “el gran interés que registramos en nuestras viviendas nos hace ser optimistas, ya que se anticipa una tendencia positiva. Algo que ya estamos constatando en el buen ritmo comercial de los primeros días de septiembre”.

AEDAS Home bate records de ventas

El número de interesados en las promociones de la promotora se disparó por encima de los 7.000 registros en julio -7.142- y en agosto -7.342-, con incrementos del 53% y del 76%, respectivamente, respecto a 2019. Y las visitas a los puntos de venta ascendieron a 2.214 en julio, un 27% más; y 2.300 en agosto, un 65% más.

“A la vista de estos indicadores, todo indica que la vivienda de obra nueva ha salido reforzada de la pandemia, como un producto muy atractivo y necesario”, señala David Martínez.

Clientes con nuevas prioridades

El CEO de AEDAS Homes recuerda cómo todos los estudios publicados en los últimos meses indican que la demanda post confinamiento valora más aspectos de la vivienda como los espacios al aire libre –terrazas y jardines-, la ubicación en las afueras de las ciudades, las estancias para el teletrabajo o las medidas de eficiencia energética.

“La vivienda de obra nueva da respuesta, mejor que la oferta de segunda mano, a las nuevas prioridades del cliente y de ahí que se trate de un segmento que está resistiendo mejor la crisis, tanto en número de compraventas como en nivel de precios”, concluye David Martínez.

Facebook Comments