2 Noviembre 2016

Has decidido que quieres alquilar tu vivienda. ¿Y ahora qué? Aquí te damos respuestas a las preguntas más habituales para que alquilar tu piso sea un éxito.

 

¿Qué documentación hace falta para alquilar?

Antes de poner tu piso en alquiler, recuerda que tienes que contar con algunos documentos en vigor que son obligatorios para hacerlo.

En primer lugar, revisa que tu cédula de habitabilidad es válida; si ha caducado o no la tienes, consíguela. Este documento certifica que tu inmueble garantiza las condiciones mínimas de habitabilidad para residir en él.

Por otro lado, no olvides que desde hace unos años todas las viviendas que se vayan a promocionar en alquiler o venta deben tener disponible una etiqueta energética. Para obtenerla tienes que contar con un certificado de eficiencia energética en el que esté por escrito toda la información energética de la vivienda, así como su calificación en función de la emisión de dióxido de carbono que produce a la atmósfera.

 

preguntas y respuestas alquilar

 

¿Cuánto tiempo necesito?

No debería pasar demasiado tiempo desde que empiezas a promocionar el inmueble hasta que formalizas el alquiler, firmando el contrato de arrendamiento con tu nuevo inquilino. De hecho, si se prolonga en el tiempo será que estás haciendo algo mal.

Según la zona, las características del inmueble, la oferta y demanda y el estado de tu piso, tendrás que fijar un precio para la renta que se adecue a la realidad. Además, no olvides tomarte el tiempo necesario para hacer un buen anuncio y promocionarlo: un dossier fotográfico completo y un texto descriptivo bueno harán que todo sea coser y cantar.

Si pasan las semanas, no tienes visitas y no encuentras inquilino ¡revísalo todo! ¿Nuestra recomendación? Busca ayuda de profesionales inmobiliarios especializados en el alquiler; de esta manera, te ayudarán a promocionar la vivienda y te asesorarán en todo el proceso.

 

¿Cómo hago el contrato?

El contrato de arrendamiento es una de las piezas fundamentales y claves para que todo discurra con normalidad en tu alquiler. A la hora de redactarlo, todo tiene que estar conforme a lo expuesto en la Ley de Arrendamientos Urbanos, sin contradicciones y de una forma clara y sencilla. De esta manera, los derechos y obligaciones de propietario e inquilino quedarán por escrito y se evitarán conflictos o dudas.

Además, recuerda que en este contrato, también tienen que especificarse los plazos: duración del contrato, tiempo de preavisos, etc.

 

alquilar tu piso 

 

¿Será bueno mi inquilino?

Esta es la mayor duda de cualquier propietario ¿será bueno o no mi inquilino? Si quieres asegurarte de tener al mejor inquilino, no te fíes de las apariencias y trata de ir más allá. Antes de firmar el contrato, comprueba sus antecedentes como pagador y como inquilino y pídele la documentación necesaria para corroborar cuál es su situación económico-laboral.

 

¿Tienes alguna duda más? ¡Háznosla llegar!

 

Facebook Comments