8 Agosto 2017

Las plataformas comercializadoras que alojen pisos turísticos en plurifamiliares tendrán 15 días para adaptarse a la nueva normativa turística de Baleares, después de que sean notificadas mediante un requerimiento, según ha informado el vicepresidente del Govern y conseller de Investigación, Innovación y Turismo, Biel Barceló.

En rueda de prensa, junto a la directora general de Turismo, Pilar Carbonell y el asesor técnico Antoni Sansó, han explicado que si las plataformas no se adaptan a la nueva ley, que ha entrado en vigor este lunes, podrán ser sancionadas con multas que oscilan entre los 40.000 euros y los 400.000 euros.

Asimismo, han señalado que al actual cuerpo de inspectores y tramitadores -en Mallorca hay 15 de los primeros y tres de los segundos- prevén añadir, tal como está contemplado en la ley, cinco nuevos inspectores y tres tramitadores más.

Respecto al techo de plazas turísticas, el vicepresidente ha precisado que en Baleares “es de 623.624 plazas” y que en Mallorca existe “un horizonte de decrecimiento de 120.000 plazas”, que, tal como ha señalado, “son las que han crecido sin intercambio en los últimos años”.

Asimismo, Carbonell ha explicado que en las dos campañas de inspección realizadas en abril y julio a empresas intermediarias se han detectado un total de 350 pisos comercializados ilegalmente.

De estos, ha dicho, 330 fueron en la primera campaña “y solo 20 en la segunda” con lo que ha puesto en valor esta actuación ya que estas intermediarias, agencias reconvertidas, han actuado en consecuencia.

Por su lado, Barceló ha recordado que la oferta de pisos turísticos en plurifamiliares “siempre ha estado prohibida”, pero que, sin embargo, hay un total de 92.000 plazas legales para comercializar.

Facebook Comments