16 mayo 2016

Aunque muchos no lo crean, alquilar no está ligado con la inseguridad. De hecho, si se hace bien, será posible disfrutar de un alquiler seguro y sin quebraderos de cabeza. Eso sí, es importante que propietario e inquilino sigan los pasos adecuados. Esta miniguía ayudará a lograrlo.

1. No alquilar el piso a las primeras de cambio

Las prisas no son buenas consejeras, y en el caso del alquiler menos aún, así que conviene no precipitarse.

En el caso del inquilino, es importante no sobrepasar bajo ninguna circunstancia el presupuesto inicial. Por lo que respecta a los propietarios, conviene no dejarse llevar por las apariencias del inquilino y sus promesas. Lo mejor es conocer los antecedentes y la situación económico-laboral del candidato/a.

alquiler seguro

2. Alquilar la vivienda mediante un profesional

Aunque a priori propietarios e inquilinos puedan pensar que se valen por sí mismos, lo cierto es que en la mayoría de los casos no es suficiente. En este sentido, otro de los pasos a seguir para alquilar con seguridad es optar por ayuda profesional. De esta forma se evitará incurrir en cláusulas abusivas o en incongruencias con la Ley de Arrendamientos Urbanos.

3. Firmar un contrato de arrendamiento

El contrato de arrendamiento es el documento que establecerá los pilares del alquiler y en el que se indicarán las pautas a seguir, los derechos, las obligaciones y los plazos. Aunque legalmente un contrato verbal es igual de válido que uno escrito, en el caso del alquiler es mejor que todo quede plasmado sobre el papel. Además, cuanto más claro, sencillo y conciso sea el contrato conforme a la Ley de Arrendamientos Urbanos, mejor.

alquiler seguro

4. Dejar escritas todas las quejas y comunicaciones entre inquilino y propietario

Igual que el contrato es mejor que quede por escrito, durante toda la vigencia del alquiler, propietarios e inquilinos deberán hacer las comunicaciones de forma fehaciente. A efectos legales, una llamada de teléfono o un estrechón de manos no sirven. Para demostrar que se cumplen todos los requisitos en tiempo y forma, lo mejor y más efectivo es dejar constancia por escrito.

 

Siguiendo estos sencillos consejos, propietarios e inquilinos podrán disfrutar de la seguridad y tranquilidad de un buen alquiler.

Facebook Comments