16 mayo 2016

Aunque muchos no lo crean, alquilar no está ligado con la inseguridad, de hecho, si sabes cómo hacerlo puedes disfrutar de un alquiler seguro con facilidad. Para conseguir que todo vaya sobre ruedas, propietario e inquilino tenéis que seguir los pasos adecuados ¿Quieres saber qué tienes que hacer? Muy atento a la miniguía que hoy os traemos para alquilar con seguridad.

No precipitarse

Las prisas no son buenas consejeras, y en el caso del alquiler menos aún. Tanto propietarios como inquilinos no podéis precipitaros. En el caso del inquilino, no os quedéis con el primer piso de alquiler que os guste y por supuesto, bajo ninguna circunstancia, sobrepaséis vuestro presupuesto inicial.

Los propietarios, no podéis dejaros llevar por las apariencias del inquilino y las promesas. Lo mejor es conocer los antecedentes y la situación económico-laboral del candidato a arrendador.

Piso_3

Alquiler profesional

Otro de los pasos a seguir para alquilar con seguridad es optar por ayuda profesional. Aunque a priori, propietarios e inquilinos, penséis que vosotros solos os servís y os valéis, lo cierto es que no es suficiente. Con la ayuda profesional evitareis incurrir en cláusulas abusivas, en incongruencias con la Ley de Arrendamientos Urbanos y os evitareis muchos quebraderos de cabeza.

Contrato de arrendamiento

Aunque legalmente un contrato verbal es igual de válido que uno escrito, en el alquiler es mejor dejarlo todo plasmado en el papel. Además, recuerda que es muy importante que el contrato sea claro, sencillo, entendible y redactado conforme a la Ley de Arrendamientos Urbanos. El contrato de arrendamiento es el documento que establecerá los pilares de tu alquiler y en el que se establecen las pautas a seguir, los derechos y obligaciones y los plazos.

buen-inquilino4

Todo por escrito

Igual que el contrato es mejor que quede por escrito, durante toda la vigencia del alquiler propietarios e inquilinos debéis hacer vuestras comunicaciones de forma fehaciente. A efectos legales, una llamada de teléfono o un estrechón de manos no sirven. Para demostrar que se cumplen todos los requisitos en tiempo y forma, lo mejor y más efectivo es dejar constancia por escrito.

Siguiendo estos sencillos consejos, propietarios e inquilinos podréis disfrutar de la seguridad y tranquilidad de un buen alquiler ¿Tienes alguna duda? ¿Qué consejo darías tú a la hora de alquilar?

Facebook Comments