13 enero 2014

En los últimos años y como consecuencia del aumento del alquiler y del miedo a los impagos, los seguros de protección de rentas se están extendiendo en el mercado del alquiler como una fórmula que pretende proteger al propietario de la morosidad, a posteriori. Antonio Carroza, Consejero Delegado de Alquiler Seguro, alerta sobre esta modalidad, «los seguros de protección de rentas no pueden combatir con eficacia la morosidad en el alquiler, precisamente porque los seguros están pensados para cubrir eventualidades, accidentes, y no para cubrir los impagos, que detrás tienen una intencionalidad».

«Si el impago llega a procedimiento judicial y el inquilino resulta insolvente (lo que sucede muchas veces), el propietario no sólo no cobrará las rentas impagadas, sino que además tiene que devolver a la compañía aseguradora el dinero de la renta que se le ha adelantado», subraya Carroza.

 

Antonio Carroza, Consejero Delegado de Alquiler Seguro. Fuente: Europapress

Antonio Carroza, Consejero Delegado de Alquiler Seguro. Fuente: Europa Press

Para Alquiler Seguro, los seguros de protección de rentas ofrecen a los propietarios una «falsa seguridad», y en este tipo de póliza abundan las cláusulas limitativas de los derechos de los asegurados, no conocidas por estos cuanto contratan este tipo de seguros, por una mala praxis en la información que se da a los tomadores. Un ejemplo ilustrativo es cuando la mayoría de los agentes que intervienen con este producto en el alquiler, prometen al propietario que la póliza de seguro está contratada, cuando la realidad, es que la póliza no se ha hecho efectiva.

Además, advierte Antonio Carroza, los seguros de protección de rentas, «no realizan una selección del inquilino, ni elaboran un estudio previo del arrendatario, consultando por ejemplo, los ficheros específicos de morosidad en el alquiler». Por otra parte, subraya Carroza, «la morosidad en el impago de rentas suele venir acompañada del impago de suministros (agua, luz, teléfono), y los seguros de protección de rentas no cubren estas deudas».

Frente a esta situación, el Consejero Delegado de Alquiler Seguro, Antonio Carroza, explica cuáles son las claves para una correcta intermediación profesional en el alquiler y prevenir así la morosidad, «la clave está sin duda en la prevención y por eso nuestra metodología se basa en la selección previa del inquilino, a través de un exhaustivo estudio de solvencia y viabilidad de los candidatos, y como consecuencia de este proceso, Alquiler Seguro paga directamente la renta al propietario el día 5 de cada mes».

 

 

 

Facebook Comments