3 junio 2014

La movilidad laboral y la ampliación de la unidad familiar están llevando a muchos que ya habían comprado casa a buscar otra en alquiler y arrendar la que tenían en propiedad. Tanto es así, que el casado e hipotecado es el nuevo perfil del inquilino en España, según Alquiler Seguro.

Así, “el alquiler se afianza como una buena opción para familias estables y solventes que necesitan ganar en flexibilidad”, aseguran.

El estudio de Alquiler Seguro, desarrollado mediante entrevistas en áreas urbanas grandes y metrópolis de más de 200.000 habitantes, tiene como finalidad presentar el perfil más completo del inquilino en relación a las variables que más se repiten. Este arroja datos estructurales de los arrendatarios, con información de carácter sociológico y económico, analizando hábitos y comportamientos en el mercado del alquiler en España.

Según todo esto, el arrendatario tipo es un hombre joven, de 30 años, trabajador indefinido y casado, que, en un 20% de casos trabaja en el sector servicios, como administrativo, y cuenta con una antigüedad en su puesto de dos años y medio.

Otros datos que arroja el estudio son que el inquilino necesita 24 días para encontrar piso y que lo hace a través de internet, donde dedica poco más de una hora semanal a la búsqueda de inmueble. Además, la cercanía al puesto de trabajo es uno de los factores más importantes para la elección de la vivienda.

Además, el estudio indica que, al hacer una selección previa en la red, el arrendatario tipo necesita menos de dos visitas para decidirse. El tiempo medio de estancia del inquilino en el mismo inmueble es de poco menos de 2 años y el número de inquilinos por contrato se sitúa en 2,7.

 

Facebook Comments