31 octubre 2019

En algunas ocasiones los propietarios de vivienda pueden decidir alquilar solo una habitación. En dichos casos, ¿qué tipo de contrato se necesita? ¿cuáles son las características de dicho contrato? Fotocasa ha hablado con expertos de la Agencia Negociadora del Alquiler (ANA) para dar respuesta a esta cuestión.

Según la ANA, el contrato de arrendamiento que tiene que hacer un propietario para alquilar una habitación de su vivienda debe regirse por las estipulaciones que libremente quiera acordar con su inquilino para regular el arrendamiento, y en su defecto, se aplicarían las normas sobre arrendamientos recogidas en el Código Civil.

Los arrendamientos de habitaciones no están sometidos a las rígidas normas imperativas que establece la Ley de Arrendamientos Urbanos para el alquiler de viviendas, porque a los arrendamientos de habitaciones, la Ley de Arrendamientos Urbanos no los considera arrendamientos de viviendas, porque no pueden satisfacer las plenas necesidades de vivienda que tienen los inquilinos, al carecer las habitaciones de servicios tan esenciales como son cocina y baño, que deben ser compartidos con otros inquilinos o con los mismos propietarios”, añaden los expertos de la ANA consultados por Fotocasa.

Facebook Comments