4 marzo 2019

Subarrendar una o varias habitaciones de una casa es una opción común en pisos de jóvenes o familias pequeñas para poder aprovechar el espacio del domicilio al máximo. No obstante, existen una serie de precauciones que hay que tener en cuenta para no caer en una práctica ilegal.

La Ley de Arrendamientos Urbanos indica que solo es legal subarrendar una vivienda si se hace de manera parcial, con el consentimiento previo del arrendador. De lo contrario, si el casero no sabe que su vivienda está siendo subalquilada o no aporta su consentimiento, se trata de un alquiler ilícito, por lo que se podrá pedir la resolución del contrato ante el juzgado, no solo del subalquilado, sino también del inquilino.

Es recomendable que, si planeas subarrendar una habitación en una vivienda, lo acuerdes con tu casero cuanto antes, preferiblemente en tu propio contrato de alquiler. El precio del subarriendo nunca puede ser mayor que el del arrendamiento, es decir, el que tú, como inquilino, pagues por el alquiler.

En el caso de que tu contrato como inquilino finalice, lo hará automáticamente y de igual manera el derecho del subalquilado. Si el subarrendatario usa su parte como vivienda permanente, se le aplicará el título II de la Ley de Arrendamientos Urbanos. De lo contrario, el contrato de subarrendamiento será lo que se pacte por ambas partes.

En cuanto a la superficie, la ley no indica cómo debe ser, por lo que será el propietario de la vivienda quien deba limitar el número de personas que puedan residir en la casa.

Debes tener en cuenta, asimismo, que el pago de los suministros de la casa correrá a cargo del arrendatario, si bien lo común es que el inquilino original y el subarrendatario se repartan los gastos de manera proporcional.

 

¿Qué precauciones debo tomar si quiero subarrendar una vivienda?

La principal precaución que se debe tomar antes de subarrendar una o varias habitaciones es contar con el consentimiento previo del propietario y que haya sido debidamente informado, ya que, de lo contrario, se trataría de una ilegalidad.

Por otro lado, es importante que sepas la manera en la que se declaran los ingresos del subarrendamiento ante Hacienda. Al contrario que ocurre en el caso del propietario que alquila un inmueble, que se debe declarar como Rendimiento de capital inmobiliario, en el caso de que seas un inquilino que quiere realizar un subarrendamiento, los rendimientos que obtengas deben ser declarados como rendimientos del capital mobiliario.

Estas son las principales precauciones y consejos desde Legálitas a tener en cuenta para subarrendar una vivienda. Si te interesa el subarrendamiento o te han quedado dudas sobre este tema, ahora, por ser lector de Fotocasa, dispones de una consulta online GRATIS o puedes llamar al teléfono 91 558 97 64.

Facebook Comments