14 enero 2015

Después de las fiestas toca enfrentarse a la temida cuesta de enero. Sin embargo, tanto si se es propietario de un piso de alquiler o como si se es inquilino, la subida no será para tanto…

 

Variación del IPC

Aunque desde el pasado año los alquileres ya no tienen que regirse por IPC, en la mayoría de los casos sigue siendo el indicador en el que basarse a la hora de actualizar la renta. Este mes de enero la variación ha sido tan poco significativa que si se es inquilino la renta no subirá, pero si se es propietario tampoco bajará. Todo seguirá tal y como estaba, así que nada de sustos.

 

Suministros

El precio del gas natural ha bajado y la luz se mantiene a niveles de 2014. Tanto si se vive de alquiler como si se tiene un piso vacío, las actualizaciones de los precios y las tasas de los suministros serán favorables.

 

Impuestos locales

Los ayuntamientos congelan los impuestos locales este 2015, así que el IBI y las tasas de basura no aumentarán su cuantía. De hecho, en algunas ciudades se suprimirá el gravamen relacionado con la limpieza de calles y la recogida de residuos urbanos.

 

Ayudas y desgravaciones

Este año, los propietarios seguirán desgravándose el 50% del IRPF por alquiler. Mientras, los inquilinos tendrán que estar muy atentos a los incentivos fiscales del Plan Estatal de Vivienda 2013-2016, que ofrece ayudas al alquiler y a la rehabilitación de inmuebles y edificios. Durante las próximas semanas se abrirán los plazos para solicitar las ayudas de cada Comunidad Autónoma.

 

Facebook Comments