18 mayo 2020

Aunque las ciudades de Madrid y Barcelona, que es donde se concentra la gran parte del alquiler en España, no están en la fase 1, los cambios introducidos por el Gobierno sobre la Fase 0 y siguiendo las recomendaciones del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Madrid, hacen viable el arranque del mercado del alquiler, sumado a las Comunidades Autónomas que ya están en la Fase 1.

Desde la Agencia Negociadora del Alquiler consideran que, para poder alquilar con total seguridad frente al COVID-19, los únicos que pueden realizar esa tarea, en las fases de desescalada, son los profesionales que trabajan en el sector. “Solo las empresas y profesionales que nos dedicamos a la gestión de arrendamientos urbanos, tenemos los conocimientos y las herramientas necesarias para poder cumplir con los protocolos sanitarios necesarios para proteger a propietarios e inquilinos en todo el proceso que conlleva el alquiler de una vivienda, en esta situación tan excepcional”, subraya José Ramón Zurdo, Director General de la Agencia Negociadora del Alquiler.

En este sentido, el 15 de abril, la Agencia Negociadora del Alquiler elaboró un “Protocolo de actuación para alquilar una vivienda con seguridad” y lo entregó a la Secretaría de Estado del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

El fin último de este Protocolo, según resalta la Agencia Negociadora del Alquiler, es el de garantizar la seguridad sanitaria de todas las personas que de forma directa e indirecta intervienen en el mercado del alquiler de viviendas, y que desde la Agencia ya hemos puesto en marcha, de forma generalizada, desde este mismo lunes.

Protocolo para alquilar una vivienda con seguridad

La Agencia Negociadora del Alquiler explica que, en el alquiler de viviendas, se producen principalmente cuatro escenarios que hay que tener muy en cuenta en esta nueva situación, para poder cumplir de forma eficaz con las medidas de distanciamiento, número de personas en contacto, limpieza y desinfección.

 Oferta de la vivienda

“Reducimos los desplazamiento y el propietario solo tendrá que desplazarse una vez, en la visita en el inmueble a alquilar, cuando la vivienda que quiere alquilar no es su residencia habitual”, señalan desde la empresa de intermediación. El propietario puede recibir toda la información de los servicios que se ofrecen vía telefónica o de forma presencial. En esta visita acudirá el asesor de la empresa, para firmar el encargo de alquiler y recibir las llaves de la vivienda.

 Visitas al inmueble

“Esta es la etapa de mayor contacto entre propietarios y posibles inquilinos, lo cual expone al propietario diariamente a un elevado riesgo de contagio, si es el propietario el que se ocupa de la gestión de su vivienda de alquiler. Si un profesional se ocupa de esta tarea, informan desde la Agencia Negociadora del Alquiler, se reducen enormemente los riesgos de contagio para el propietario, y será un comercial de la empresa el que enseñe la vivienda, dentro de un protocolo de seguridad, a los posibles inquilinos”

Desde la Agencia Negociadora del Alquiler comentan que se está garantizando, “un proceso muy seguro en las visitas al inmueble: con un número de personas por visita/hora adecuada al espacio, distancia de seguridad y materiales de desinfección (gel hidroalcohólico, mascarillas y guantes)”.

 Firma de contrato de alquiler

También la firma del contrato es un proceso, subrayan desde ANA, donde propietarios e inquilinos, en muchas ocasiones los inquilinos que van a firmar son más de uno, deben reunirse. El contrato se firmará en la sede de la empresa, a través de firma biométrica en una tablet, con el fin de agilizar los procesos de firma y dotar de mayor seguridad a las operaciones, guardando los protocolos de seguridad y distancia en distintos procesos. Una gran parte de este proceso, que tiene que ver con el envío de documentación, se realiza ya de forma telemática.

Resolución de contratos

Este es el último paso del alquiler, donde propietario e inquilino deben desplazarse a la vivienda para la resolución del contrato. Será un profesional de la empresa de gestión de alquileres el que establecerá un protocolo seguro para la visita, donde le profesional procederá a la resolución del contrato, levantando acta del estado de la vivienda y recogiendo las llaves.

Facebook Comments