20 marzo 2020

El mensaje de ARRENTA para el sector del alquiler con motivo de la crisis del coronavirus es claro. En primer lugar, que los inquilinos sigan pagando las rentas para evitar cometer una irregularidad de carácter económico que acabará penalizándose. Y perjudicando, además, a muchos propietarios que, en la gran mayoría, tienen niveles de renta medios a los que también está afectando el coronavirus.

En segundo lugar, llamando a la negociación entre propietarios e inquilinos y solidaridad mutua para suavizar y salvar cada una de las situaciones.

La Bolsa de Ayuda al Alquiler de ARRENTA

Este objetivo de cooperación y solidaridad ha inspirado la Bolsa de Ayuda al Alquiler de ARRENTA que tiene como objetivo extenderse a todo el sector privado y a los propietarios, contando con el apoyo de los profesionales inmobiliarios. Así lo explica Javier Iscar, uno de los creadores y Presidente de ARRENTA: “Es hora de que la iniciativa privada se sume a la pública. Todos podemos poner un granito de arena para evitar que las consecuencias sean dramáticas para muchas familias que lo van a pasar mal”.

ARRENTA entrega 10.000 euros de sus fondos propios, con la unanimidad de todos los empleados de la empresa. Esta cantidad se destinará para aportar 200 euros al mes, por un total de dos mensualidades, para pagar las rentas de alquiler de las familias que más afectados han visto sus ingresos por el coronavirus.

Las ayudas se pueden solicitar en ayudalquiler-COVID19@arrenta.es

Ayudar a pagar el alquiler a las familias más vulnerables

En total se ayudará a pagar 50 mensualidades de alquiler o a 25 familias en caso de que se aplique a dos meses. ARRENTA ha creado un correo electrónico para recibir las peticiones y realizará directamente la selección de inquilinos. Para ello utilizará los sistemas de scoring o análisis de la solvencia de los inquilinos que posee, de enorme precisión. El email que ARRENTA ha habilitado para recibir las peticiones de ayuda es ayudalquiler-COVID19@arrenta.es

El siguiente paso de ARRENTA es apelar a la compresión de los propietarios y que se sumen a la iniciativa, multiplicando considerablemente las dos ayudas de 250 euros. La labor de comunicación sobre la Bolsa por parte de los miles de profesionales inmobiliarios que trabajan con ARRENTA es también fundamental para difundir la iniciativa.

Desde ARRENTA también se apela al resto de empresas a unirse y se considera que están en condiciones de llegar a cubrir hasta 1.000 mensualidades por un valor de 250 euros cada una. Es decir, un total de 250.000 euros destinados a ayudar a 500 familias durante dos meses.

El objetivo es predicar con el ejemplo y que la iniciativa del sector privado contribuya, junto a las medidas aprobadas por todas las Administraciones Públicas, a suavizar la crisis. Y algo fundamental: que la recuperación sea lo más rápida posible favoreciendo el efecto V.

 

Resuelve aquí todas tus dudas sobre vivienda y coronavirus

Facebook Comments