14 junio 2017

Cuando llega junio el sol empieza a calentar de verdad. Esta es una de las señales que anuncian la llega de los tan ansiados meses de verano. Durante este tiempo, el volumen de trabajo se reduce, los atascos desaparecen y el espacio en los arenales españoles escasea. Aunque parezca que en esta estación la vida se paraliza, no es así. En esta época son muchos los que aprovechan la tranquilidad para moverse y encontrar un piso de alquiler para residir. ¿No te lo crees? Te contamos cinco motivos para alquilar tu vivienda durante este verano. ¡Atento!

Mayor estabilidad

Cuando estés planteándote el tipo de alquiler con el que vas a sacar al mercado tu casa, es necesario que antes veas los pros y contras de cada opción. En líneas generales, es mucho más aconsejable el alquiler residencial por diferentes cuestiones. Con esa fórmula de arrendamiento, los problemas se reducen enormemente y la seguridad crece de manera exponencial. Por ejemplo, una vez que has tomado todas las medidas preventivas, sabes que el inquilino que habita el inmueble es fiable y solvente. Además, esta modalidad de alquiler te proporcionará más estabilidad porque que la duración del contrato será mucho más extensa que la del vacacional. Asimismo, las preocupaciones son menores, ya que no tendrás que encargarte, frecuentemente, de gastos como limpieza, toallas o ropa de cama.

Alta rentabilidad

Aunque en muchas ocasiones se piense lo contrario, una vivienda genera muchos gastos. A parte del envejecimiento del inmueble, todas las casas tienen unos gastos fijos, como la comunidad de propietarios, el pago mínimo de los suministros o los impuestos. Por este motivo, la mejor opción es alquilarla porque, en la actualidad, la rentabilidad ronda el 8% en algunos distritos de Madrid, como Villarverde (8,65%), según se desprende de los datos publicados en el primer Estudio sobre la Rentabilidad de Viviendas en Alquiler 2017 de Invermax.

Evita robos y ocupas

Los meses de verano son la época idónea para los ladrones y okupas. En esta estación, muchas personas deciden trasladarse a un lugar de veraneo, muchas viviendas se quedan vacías y es el momento perfecto para que los ladrones entren a robar o los okupas se instalen en una casa. Para que no tengas que preocuparte, y sufrir, una de estas situaciones, la mejor opción es arrendar la vivienda.

Procesos más relajados

Como venimos comentando, es una época en que las preocupaciones de la gente son menores por lo que son menos las personas que buscan una vivienda donde residir. De esta manera, el proceso para alquilar será mucho más tranquilo y podrás tomar las medidas preventivas más relajadamente, sin tener la presión del estrés de los meses de invierno.

Los estudiantes buscan casa

Aunque los meses por excelencia son junio y septiembre, los universitarios también buscan una vivienda donde residir el siguiente curso lectivo. Por ello, es una buena época para que consigas arrendar tu inmueble a universitarios, un público que ofrece una alta demanda y solvencia.

¿Se te ocurren otros motivos para alquilar tu vivienda en los meses de verano? Cuéntanos

 

 

Facebook Comments