2 marzo 2017

Por todos es sabido que el mercado del alquiler ha experimentado, en los últimos años, una transformación sin precedentes. En la actualidad, cada vez son más las personas y familias que se decantan por residir en una vivienda alquilada. Pese a ello, tanto si eres propietario como inquilino, es importante que conozcas toda la actualidad relacionada con el sector inmobiliario del alquiler.

 

Desajuste entre oferta y demanda

Con el paso de los años, el mercado del alquiler se ha asentado. Pese a los buenos datos registrados en lo que a demanda se refiere, la escasez de oferta es un problema palpable. En la actualidad, son muchas las viviendas que continúan cerradas a la espera de un comprador o porque sus propietarios no se atreven a alquilar. Para solventar este problema es fundamental que el alquiler se profesionalice y que los propietarios tomen medidas preventivas.

De esta manera, los miedos de los dueños se disipan ya que, con el trabajo de un profesional y con la aplicación de medidas preventivas, los caseros pueden asegurarse de que en la vivienda solo residirá un inquilino fiable, solvente y cumplidor.

 

alquiler vivienda

 

Las viviendas vacías solo dan gastos

La escasez de viviendas destinadas al alquiler no solo afecta a todos los inquilinos que buscan una casa donde residir. Este problema también causa perjuicios a los propietarios que deciden mantener su inmueble vacío por miedo a alquilar. De media, un piso vacío en el centro de cualquier ciudad española puede suponer al dueño un gasto anual de más de 2.000 euros. Aunque el piso no tenga inquilinos, el coste de la comunidad de propietarios, los suministros o los impuestos hay que seguir pagándolos.

Además, algunas regiones, como por ejemplo el País Vasco o Cataluña, han decidido hacer frente a esta situación sancionando a los propietarios que tienen cerradas sus viviendas. Por ejemplo, el gobierno vasco aprobó en 2015 un impuesto de 10 euros por cada metro cuadrado útil a los inmuebles que lleven más de dos años vacíos. Este gravamen irá aumentando un 10% por cada año de más que tengamos el piso sin inquilinos.

Por ello, lo razonable es poner la vivienda en alquiler. De esta manera, no solo nos ahorraremos dinero y sanciones, sino que también seremos capaces de generar rentabilidad de un inmueble en el que no residimos.

 

El IPC no es un indicador representativo

El Índice de Precios al Consumo (IPC), tras la aprobación en 2015 de la Ley de Medidas de Desindexación de la Economía, dejó de ser un índice representativo para actualizar las rentas del alquiler. Su oscilación depende también del precio de otros productos como el de la luz, las hortalizas o los carburantes. Por ello, este medidor ha marcado un incremento del 3% en enero y febrero, afectado por causas totalmente ajenas al alquiler.

Debido a esta situación, es preciso usar otros actualizadores como el Índice ARCA (1,84%). Este indicador, que lleva tiempo mostrando la estabilidad de los precios, es real y fiable. El dato sobre la variación del coste de los arrendamientos es un claro reflejo de la situación del mercado inmobiliario del alquiler.

Facebook Comments