3 abril 2019

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha reclamado este miércoles en la Diputación Permanente del Congreso apoyos suficientes para convalidar su decreto de alquileres y que esta norma, que amplía a cinco años la duración de los contratos y limita al IPC los incrementos de precios durante los mismos, vuelva a ser derogado en la Cámara Baja.

«Permítales que les diga que no dejemos pasar esta oportunidad», ha concluido el ministro su intervención en la que ha aludido a una futura Ley estatal de vivienda, al igual que ya hizo al defender en en enero el anterior decreto de alquileres, derogado el pasado mes de enero por el Congreso. Ábalos ha subrayado que los trabajos para sacar adelante esta ley, que tendrá que esperar a la próxima legislatura, están «avanzados».

Durante el debate del decreto, PSOE, Unidos Podemos, ERC, PDeCAT y EH-Bildu se han mostrado a favor de la convalidación, mientras que PP y Ciudadanos han confirmado su intención de derogarlo. Así las cosas, y teniendo en cuenta el voto a favor de Compromís y en contra de UPN (que no han tomado la palabra pero sí habían avanzado su postura), ambos bloques suman 32 votos cada uno, a la espera de confirmar su voto un solo grupo, el PNV.

 

El PNV duda que sea bueno ampliar la duración de todo contrato

A través de su diputado Mikel Legarda, la formación ‘jeltzale’ ha optado por no anticipar su voto, pero ha lamentado la ausencia de medidas en un decreto que considera «un parche» por no abordar la falta de vivienda pública y asequible y medidas para movilizar la vivienda vacía, y poniendo en duda los beneficios de ampliar la duración de los contratos donde el arrendador sea un pequeño tenedor.

«Carece y no aborda realmente las causas más importantes de escasez y carestía de la vivienda de alquiler«, ha dicho, cuestionando que quiera actuar ante este problema «con medidas sobre la vivienda libre». Así, ha animado a modificar la ley para que ante incumplimientos del inquilino los procesos judiciales sean «sumarios, preferentes y mucho más baratos».

 

PSOE pide aprobar el decreto «por responsabilidad y humanidad»

Por su parte, la portavoz de Vivienda del PSOE, Mar Rominguera, ha pedido apoyos para convalidar este decreto «por responsabilidad», pues cree que se trata aborda un problema «de humanidad» y «responsabilidad social». «Esto no va de pataletas, de ser de izquierdas o de derechas, sino de justicia social», ha dicho.

Rafa Mayoral, de Podemos, ha celebrado la limitación de los precios en los contratos al IPC durante su duración y se respeten las condiciones en caso de que haya un cambio en la propiedad de la vivienda, si bien ha lamentado que estas medidas no afecten a los contratos en vigor y que «se siga sin poner cascabel al gato», por no regular una limitación de precios en barrios con alquileres especialmente encarecidos.

 

«El típico decreto intervencionista», lamenta el PP

Por su parte, el ‘popular’ Eloy Suárez Lamata ha despachado el contenido del decreto de alquileres como «propio de un presidente que de economía no sabe nada», pues se trata del «típico decreto intervencionista», y ha pedido al Gobierno reflexionar por qué ha aprobado más decretos ley que leyes el propio Congreso. «Vivimos en un estado de excepción en el que todo es urgente donde, al final, uno podría pensar que todo lo es», ha dicho.

Juan Carlos Girauta, portavoz de Ciudadanos, ha lamentado también la ausencia de un estudio sobre los impactos de las medidas contenidas, y que además de las «trabas y rigideces» propuestas en el decreto derogado, ahora incorpore nuevas medidas a propuesta de Unidos Podemos, una formación en la que «conciben la economía capitalista como un robo».

Facebook Comments