5 octubre 2018

El mercado del alquiler en España continúa en auge.

Cada vez es más frecuente ver en las fachadas de los edificios colgado un cartel de “Se alquila”, así como numerosos anuncios en portales de alquiler como Fotocasa. A partir de septiembre, la actividad del sector inmobiliario suele ser más intensa: estudiantes, personas que se independizan de casa de sus padres, otros que buscan nuevas viviendas donde vivir, cambios de trabajo, etcétera.

Se trata de una época de cambios que puede llevar a muchos a decantarse por alquilar un piso. También es un buen momento para los caseros, deseosos de ocupar ese piso vacío que tienen.

Antes de buscar inquilinos es necesario tener en cuenta muchos pequeños detalles que, en su conjunto, ayudarán a potenciar el alquiler del inmueble. Se trata de resaltar las virtudes de cada vivienda, de manera que tanto cuando los interesados vayan a visitarlo como cuando los inquilinos vivan en el mismo, se sientan como en su casa, con las máximas comodidades posibles.

Cualquiera que tenga un inmueble y esté pensando en alquilarlo, debería echar un vistazo a estos 7 consejos para poner a punto una casa de alquiler.

 

alquilar

 

1. Limpieza y orden

Es un detalle que parece obvio, pero que no debemos descuidar. Pocas cosas dan peor imagen que la sensación de suciedad cuando vamos a visitar una casa de alquiler. Si los posibles inquilinos se quedan con la impresión de que el inmueble no cuenta con buenas condiciones de higiene, será complicado que se decanten por él. También da mala imagen el desorden. Por eso, lo mejor es que en una casa encontremos todos los muebles y objetos bien colocados antes de ponerla en alquiler.

 

2. Despersonalizar la vivienda

Es importante quitar los objetos personales de una vivienda que queremos alquilar. Retirar fotos, cuadros o elementos personales es un punto a nuestro favor como caseros, puesto que los interesados tendrán la sensación de estar en una casa nueva, a estrenar, y que no ha estado habitada anteriormente.

 

3. Arreglar los desperfectos

Que una casa en alquiler tenga arreglos pendientes da una imagen de dejadez y de inseguridad a los posibles interesados. Aunque antes de firmar el contrato de alquiler es importante revisar todo el piso, realizar pequeños arreglos y tareas de mantenimiento necesarios en las instalaciones de fontanería, electricidad, prestando especial atención a las estancias principales como la entrada, el salón o la cocina.

 

4. Equiparlo bien

Se trata de que al inquilino se sienta cómodo y en casa. Por eso, para poner a punto nuestra casa de alquiler, hay que equiparla con todos los electrodomésticos necesarios para el día a día: lavadora, frigorífico, microondas, etcétera.

 

 

5. Mobiliario para todos los gustos

Se suele decir que, para gustos, los colores. Con los muebles pasa lo mismo. Cada uno amuebla su vivienda de una forma diferente, adaptándola a su gusto. Sin embargo, un piso vacío cuesta más alquilarlo. Por eso es importante contar con un mobiliario mínimo, que esté distribuido de manera sencilla y que se pueda mover fácilmente, en función de las preferencias de los inquilinos.

 

6. Accesorios y extras

Incorporar una serie de detalles sencillos a la vez que agradables a modo de decoración siempre suma. Hay que apostar por aromas agradables o por detalles decorativos acogedores. Siempre serán un extra a favor de la vivienda.

 

7. Fotografías

Cuando la casa está lista y preparada para ser alquilada, llega el momento de sacar las fotografías. En la actualidad se ha convertido en un elemento muy importante para alquilar una vivienda, puesto que los interesados se dejan llevar por la primera impresión. Lo mejor es hacer fotos de calidad, que tengan buena nitidez, que no sean borrosas y que tengan buena iluminación. 

Facebook Comments