11 Marzo 2015

Desde hace unos años, está muy de moda emplear contenedores marítimos para usos habitacionales: hospitales, escuelas, centros de investigación, locales comerciales, hoteles… y, por supuesto, casas.

Los ISO Containers, esos módulos rectangulares, realizados en acero, que viajan en barcos, de país a país, son una de las últimas tendencias entre arquitectos e interioristas por su robustez, durabilidad, funcionalidad, ecología, precio y la infinidad de posibilidades que ofrecen en el diseño de todo tipo de espacios.

Casas contenedor

The WFH House, por Arcgency. Foto de Jens Markus Lindhe

 

Características

Si bien en España hace pocos años que se viene utilizando, en el resto del mundo la ‘shipping container architecture’ cuenta con muchos adeptos. Y es que los contenedores posibilitan un sistema arquitectónico modulable y reutilizable, hace que sean construcciones adaptables a cualquier presupuesto y ampliables, ofreciendo inacabables opciones constructivas.

Su robusta y duradera estructura ofrece la posibilidad de apilar hasta 8 alturas de contenedores y permite espacios de 6 m sin pilares, cuyas paredes pueden acristalarse por completo. De esta forma, crean espacios abiertos, muy luminosos, que potencian la entrada de luz natural.

Casas contenedor

Foto: Vivienda en Australia, por ZieglerBuild

 

En cuanto a revestimientos, los contenedores marítimos ofrecen, prácticamente, las mismas soluciones para interiores y exteriores que una edificación clásica. Desde madera a yeso, gres o moqueta, entre muchos otros, aunque son muchos los que prefieren dejar, al menos el exterior, de serie, otorgando a la vivienda una imagen totalmente industrial.

Espacios, en su mayoría, de estilo contemporáneo, minimalista o industrial, donde predominan las líneas rectas y los materiales naturales como la madera o el acero. Eso sí, con la ventaja de que su construcción resulta mucho más económica, pudiendo destinar el dinero a otros aspectos como los acabados o el interiorismo, logrando espacios espectaculares, como si de viviendas de lujo se tratase.

Casas contenedor

Foto: Home Containedm en Kansas-City, Missouri

 

10 ventajas

Son muchas las ventajas que ofrece este tipo de construcción. Los expertos de Plan Reforma enumeran algunas de ellas:

1. Robustez
Los contenedores marítimos son perfectos como sistema estructural para la construcción. Están diseñados para cargar toneladas de peso y se pueden apilar en altura gracias a su resistente bastidor estructural. Además son prácticamente irrompibles y tienen una vida útil muy larga.

2. Durabilidad
Están diseñados para soportar las peores condiciones climatológicas, viento, oleajes, salinidad, lo que los hace ser duraderos. Son reciclables y reutilizables.

3. Modulables
Son ‘intermodales’, lo que significa que deben cumplir una serie de estrictas normas ISO (Organización Internacional de Estandarización) en cuanto a tamaño, peso y capacidad. Debido a sus medidas estandarizadas, pueden combinarse como si de un mecano se tratase, para obtener los diseños que se quieren.

4. Fáciles de transportar
Al tener medidas estandarizadas y cumplir las normas ISO, se pueden transportar sin problemas mediante barcos, camiones o trenes. Lo que abarata enormemente el transporte de los módulos.

5. Ligereza
Una estructura de contenedores pesa menos que una normal de acero u hormigón armado, y tiene mayor resistencia, lo que es una gran ventaja frente a terremotos y requiere mucha menor cimentación y preparación del terreno, abaratando los costes de realización.

6. Disponibilidad
Se pueden encontrar contenedores marítimos en, prácticamente, todos los rincones del planeta. Además, se pueden instalar en cualquier lugar accesible, incluso en helicóptero.

7. Modernos
La arquitectura con contenedores es una alternativa de moda (y ecológica) a los edificios convencionales. Permite diseños que van de los minimalistas a lo contemporáneo, pasando por el industrial.

8. Coste
Los contenedores usados cuestan relativamente poco, sobre todo comparados con la construcción de edificios convencionales. La reducción de costes también es debido a que se requieren cimentaciones más sencillas. Los contenedores de barco pueden llegar a comprarse a compañías de transporte desde 1.000 € los usados, hasta por 4.800 € los nuevos.

9. Adaptable
Al ser un sistema modular, por lo general, se puede ampliar la vivienda sin grandes complicaciones, según las necesidades y el presupuesto de cada uno.

10. Ecológicos
Su durabilidad y robustez, entre otros factores, hacen que la arquitectura de contenedores cumpla con el concepto de diseño de las “3 R”: Reutilizar, Reciclar y Reducir.

 

A continuación, puedes ver una galería con algunos ejemplos de viviendas hechas con contenedores marítimos. Haz clic en la foto para ampliar:

 

Facebook Comments