4 junio 2014

La Inspección Técnica de un Edificio (ITE), similar a lo que sería la ITV de un vehículo, consiste en la inspección visual del edificio por parte de un técnico cualificado (arquitecto, aparejador o ingeniero) para determinar que éste es seguro tanto para los residentes que lo habitan, como para los viandantes.

 

¿Qué edificios deben pasar esta inspección?

Todos los inmuebles de más de 45 años deben pasar la ITE cada 10 años. Una vez realizada la inspección, el arquitecto realiza un certificado que entrega al organismo oficial de la Comunidad, quien emite un certificado de aptitud.

 

¿Qué pasa cuando se detectan problemas en el edificio?

Dependiendo de los problemas que tenga el edificio, si los hay, se realizan unas actuaciones u otras: así, si son complicaciones leves, las acciones que debe llevar a cabo la comunidad entrarán dentro del mantenimiento normal del edificio; si son temas graves, estructurales habitualmente, la comunidad deberá contratar a un arquitecto que gestione las obras de rehabilitación y, una vez terminadas, volver a presentar el certificado al organismo oficial.

 

¿Cuáles son las consecuencias de no haber pasado la ITE?

Como norma general, los organismos oficiales no hacen inspecciones “de oficio” para poner multas a los edificios que no tienen su ITE al día. Sin embargo, si ocurriera algún incidente (un desprendimiento de parte de la fachada, por ejemplo), podría agravarse considerablemente la sanción a la comunidad.

 

¿Cuánto cuesta una ITE?

Pasar la ITE no es un trámite demasiado complejo, suele rondar los 6€ – 10€ por entidad, siendo el mínimo aconsejado por los colegios, de 450€ por edificio.

 

Por si todavía quedan algunas dudas por resolver, Francesc Plazas, arquitecto inscrito en Plan Reforma, explica qué en qué consiste la ITE en el siguiente vídeo.

 

 

Facebook Comments