15 junio 2015

El baño o el aseo son, generalmente, espacios de dimensiones reducidas y que necesitan poco espacio para cumplir su cometido. Por eso, se debe tener en cuenta una serie de pautas a la hora de realizar la reforma ya que, al mismo tiempo que renuevas la imagen de tu baño, también puedes aprovechar mejor el espacio y conseguir una sensación más agradable y de mayor confort.

 

reforma baño

Foto: Tweetbalas.com

La entrada

A veces, la entrada al baño o el aseo da a entender que se trata de un cuarto pequeño. Si al abrir la puerta dificultas mucho el paso y ocupas gran parte de los metros puedes tener una sensación de claustrofobia nada más entrar; por eso, cuando empieces con la reforma, recuerda que también existen las puertas correderas. Si hasta ahora has tenido una puerta abatible que entorpecía el paso, tal vez cambiar tu antigua puerta por una corredera puede ser la solución que te devolvería aquellos metros perdidos.

 

Los colores

A priori, puede parecer tan solo una cuestión estética, pero la combinación de algunos colores afecta de forma directa a tu percepción del espacio. Por ejemplo, combinar las baldosas con blanco y otros colores llamativos potencia la luminosidad del cuarto dando una sensación de mayor amplitud. Decantarse por los colores claros siempre agrandará la estancia, es por eso que es muy aconsejable evitar colores oscuros ya que solo conseguirás el efecto contrario.

 

reforma baño

Foto: F-41

Las mamparas

Los baños, por definición, han de tener bañera o ducha, por eso las mamparas se convierten en elementos indispensables y habituales. A la hora de elegirla, hay que tener en cuenta la forma en la que ésta se abre. Como sucede con la puerta de la entrada, si te decides por una mampara corredera ganarás sensación de amplitud cada vez que entres o salgas. También es importante pensar en la opacidad y el color de los cristales. Si son claros o translúcidos, la luz atravesará la mampara, consiguiendo una sensación confortable y luminosa.

 

El espejo

Un buen truco para que parezca que hay más espacio del que existe realmente es el uso de espejos. Con ellos conseguirás reflejar, no solo la imagen del cuarto de baño, también toda la luz de la estancia. En el momento de elegir espejo, es aconsejable que este sea del mayor tamaño posible ya que, de esa forma, aumentarás de forma proporcional todas sus ventajas.

 

Un diseño moderno

El tamaño no condiciona el diseño. Puedes conseguir un aspecto moderno y actual de tu baño con la incorporación de muebles nuevos o cambiando los sanitarios por otros nuevos de diseño. Es importante recordar el concepto de minimalismo, un estilo que se basa en el vacío del espacio y la colocación esencial del mobiliario sin abusar del número de elementos. Despojarse de aquellas piezas que no son útiles o que pueden estar en otras estancias te hará que ganar espacio.

 

En conclusión, el tamaño no ha de condicionar la reforma. Todo lo contrario, este debe motivarte para buscar la mejora y una renovación del espacio. Con una pequeña reforma, puedes cambiar el aspecto del baño y conseguir grandes resultados de forma económica.

 

Facebook Comments