18 Marzo 2017

Diferencia entre superficie construída y útil

Metros cuadrados con comunes, superficie útil, edificada… Vocablos que oímos a menudo pero que, sin embargo, son auténticos desconocidos. Y a veces nos suscitan diferentes dudas: ¿Cómo es posible que no nos quepa este mueble si teníamos 20 metros? Igual eran construidos y no útiles. Y, además, no es lo mismo un piso que un  chalé. Desde  Foro Consultores, expertos en consultoría inmobiliaria, nos dan nociones de cada uno de ellos.

Viviendas plurifamiliares

Superficie construida con elementos comunes:  en este concepto se incluyen las zonas comunes y se suma a cada vivienda su parte proporcional de:

  • Portales, vestíbulos y escaleras.
  • Casetones en las cubiertas
  • Cuartos de basuras, contadores, cuartos de bombas de presión, aljibes.
  • Y en las urbanizaciones nuevas: salas de comunidad, vestuarios, baños comunes, gimnasio.

Superficie construida: Es el área total de la vivienda, incluidas paredes y la mitad de las medianeras, suele ser un 10% o 15% superior a la útil. Las terrazas no cerradas suelen computar al 50% de su área. Esta medición es lo más habitual, pero no es lo mismo en todas Comunidades Autónomas, que  tienen sus legislaciones, y puede que en alguna no se contabilicen esos metros. Otras cuestiones que deben tenerse en cuenta:

  • Una superficie se considera cerrada cuando tres de sus lados lo están.
  • Los aleros no se consideran cubrimiento si su vuelo es menor de 50 cm.
  • En las buhardillas se considera superficie construida aquellos espacios que tengan una altura mayor de 150 cm.
  • En las medianeras con otras viviendas o con zonas comunes se computa la mitad de la superficie del cerramiento.

Superficie útil: es la que el comprador disfruta realmente una vez que entra en su piso. Ésta es el suelo de la vivienda donde pisa y coloca sus muebles.

Esto que quiere decir que cuando compramos una vivienda pagamos por los metros cuadrados construidos con comunes. Pero esa superficie construida con comunes es entre un 35% y un 45% más que la útil. Y esto se nota más en las urbanizaciones modernas, donde hay más espacios comunes frente a inmuebles antiguos que cuentan con menos.

Los trasteros o plazas de garaje normalmente se computan como elementos independientes, es decir, cada uno de ellos tiene su superficie útil y construida.

Y si hablamos de chalés, ¿cómo se mide la superficie?

Normalmente, los chalés tienen dos tipos de superficies: los metros útiles y los construidos que se miden como en los pisos. Pero hay una excepción: las urbanizaciones que disponen de garaje común para todos. En ese caso, hay que añadir la parte correspondiente a los metros construidos con comunes.

De todos modos, y aunque en los chalés parece más fácil, siempre hay cuestiones que es bueno recordar. Por ejemplo en los chalés tenemos que tener en cuenta que las buhardillas se computan como superficie construida a partir de una altura libre de 1,50 m.

Y ojo con las superficies de las terrazas y porches en las viviendas unifamiliares, ya que se pueden computar como construidas y contabilizarse al 50% si el alero tiene un vuelo mayor de 50 centímetros.

Facebook Comments