21 enero 2016

El gas natural se está convirtiendo en una energía con una gran presencia en todos los hogares españoles. Este cambio se está produciendo, entre otras cosas, gracias a la inversión de las distribuidoras, que se están encargando de realizar las canalizaciones necesarias para que cada vez llegue a más casas y sean más los consumidores que puedan elegir este tipo de suministro.

Características de cada energía

El suministro de electricidad es imprescindible para el consumidor en todos los ámbitos domésticos, pero aspectos como la calefacción, el agua caliente o incluso la cocina pueden ser utilizados con otras energías como el gas natural. ¿Qué suministro escoger y cuál me ofrece mayores ventajas?

La electricidad es uno de los suministros más seguros que puede contratar el consumidor y también el más cómodo de utilizar. Sin embargo, su elevado precio hace encarecer la factura del usuario y obligarle a buscar otras alternativas más efectivas que supongan un menor coste todos los meses.

El gas natural se caracteriza por tener un precio más económico, por la ininterrupción del suministro, así como por la seguridad y limpieza del mismo. Por otro lado, no es accesible aún para todos los consumidores dado que depende de si la red de distribución está disponible o no.

Precio de la electricidad VS precio del gas natural

El precio del gas natural es más económico que el de la electricidad como se ha demostrado en los últimos años. Además, el sistema eléctrico ha sido reformado recientemente y establece un precio para cada hora del día.

En la siguiente tabla, se muestra la evolución del precio del gas natural frente al precio medio ponderado de la electricidad:

Evolucion_PVP_Gas

Fuente: Selectra

En el gráfico se muestra la diferencia de precio entre la electricidad es mucho más caro que el del gas natural. Pero también existe la opción de contratar discriminación horaria, lo que supondría una rebaja del coste eléctrico en las horas nocturnas y un incremento en las diurnas.

Sin embargo, la diferencia de precios entre ambas energías se hace mucho más visible cuando hablamos de calefacción y agua caliente sanitaria (ACS). El siguiente cuadro compara la electricidad con el gas natural a nivel de precios y muestra el coste anual para diferentes tipos de viviendas:

ConsumoAnual_Gas_Electricidad

Fuente: Selectra

Otros ahorros derivados del cambio a gas natural

El principal ahorro que notará como consumidor será una rebaja en la factura de electricidad, dado que no consumirá tantos kilovatios hora (kWh) como antes y eso significará pagar menos por el consumo generado. Pero lo cierto es que este cambio le ofrece otra forma de economizar en electricidad.

Los usuarios que tienen calefacción eléctrica requieren un término de potencia muy elevado porque los aparatos que generan calor lo necesitan. Al quitar esta opción puede plantearse la posibilidad de reducir la cantidad de kilovatios (kW) contratados y conseguir así un mayor ahorro.

Sin embargo, hay que tener cuidado al bajar la potencia eléctrica porque solo se puede hacer una vez cada doce meses. Y también porque rebajarla mucho podría resultar un inconveniente porque saltaría el Interruptor de Control de Potencia (ICP). ¿Y entonces cuál es la potencia adecuada que necesito?

Facebook Comments